RSS
Facebook

¿Cómo ataca Satanás al cristiano? – Parte II

 

Prédicas para Jóvenes: Como ataca Satanás – PARTE II
por Esteban Reina
[Puedes ver la primera parte de esta prédica aquí]
¿Cómo ataca Satanás al cristiano? – Parte II: %c2%a1respuestas a preguntas inquietantes REPASO:
Aprendimos ciertos puntos importantes en la reunión anterior:

  1. El Diablo no solo te ataca cuando “estas en pecado”, sino también cuando buscas a Dios con todo.
  2. EL aprovecha tu debilidad para tentarte y hacerte caer con cosas por las cuales tú tienes hambre, y sería fácil para ti conseguir.
  3. Jesús demostró que era más importante para él la voluntad de Dios que cualquier otra cosa, aun su propio sustento.

Vamos a leer Mateo 4.1-11
Al ver el diablo que Jesús no cayó en su trampa él no se rindió, lo cual nos muestra lo persistente que es el Diablo. Recordemos que Jesús todavía no había comido, y estaba hambriento, físicamente débil, aunque alerta después del primer round con el Diablo,
II) Satanás va a atacar la mera esencia de tu fe (v. 5-7)
El Diablo se dio cuenta  de que la fortaleza de Jesús estaba basada en la palabra de Dios, y no en su divinidad, el todavía era humano y susceptible a la tentación, y esta es una de las cosas que el diablo sabe hacer mejor. Así que, yo me imagino que el Diablo pensó algo así: “Si este quiere Biblia yo le voy a dar Biblia, que yo si conozco de esto. Desde el principio soy maestro haciéndoles creer a estos humanos que Dios dijo algo que no dijo”(Adán y Eva, etc)
Entonces Satanás va en contra de Jesús con la misma arma, y le cita dos pasajes: Salmo 91:11 y 12. Leamos estos pasajes. ¿Se dan cuanta como el Diablo sabe la Biblia de memoria?
Entonces ¿Qué está mal con lo que el diablo le dijo a Jesús? ¿acaso no es la misma Palabra de Dios? Su engaño está en que:

  1. No dice “trata de suicidarte que yo lo impediré”, sino que él te guardara para que no tropieces.
  2. El templo era el centro religioso de la nación y el lugar donde los judíos esperaban la llegada del Mesías (Malaquías 3.1). El templo era el edificio más alto de la región, y el pináculo del templo era probablemente la pared que sobresalía del lado de la colina, desde donde se podía ver el valle. Desde este lugar, Jesús podía ver a Jerusalén y varios kilómetros a la redonda.  Satanás le ofrecía un espectáculo público, para probar que el realmente era el Mesías. El engaño era justificar con unos versículos Bíblicos un espectáculo totalmente ego centrista.

El pensamiento de cualquier buen cristiano hubiera sido: “yo le voy a mostrar a este diablo tarado que Dios no miente, vamos ya mismo me tiro un clavado con tres vueltas en el aire” Pero Jesús se dio cuenta de que esta no era la forma de probar que yo tengo fe en Dios, si no que la forma de probar mi fe es CREYENDO, aun cuando no veo,  por eso el responde: “La biblia dice que no pongas a prueba a Dios (Deut. 6.16) por cosas estúpidas, a causa de una apuesta ni cosas semejantes, yo creo en Dios y no necesito poner a prueba ni dudo lo que él dijo sin razón alguna.
¿Está tu fe tambaleando? Apliquemos un poco mejor esto. Esto es lo que el Diablo te dice:

  1. Cuando estas orando: “viejo vos oras, la Biblia dice que él te escucha y te bendice pero parece que a vos no”
  2. Cuando estas enfermo: “Tan sanador que Dios es y vos todavía tosiendo como un carro viejo”
  3. Cuando te falta dinero: “¿Y el famoso Dios del oro y de la plata?”
  4. Estas a punto de cometer un pecado cualquiera: “Dale si total vos sabes que Dios dice que siempre le podes pedir perdón en cualquier momento”

Tu fe no puede estar basada en que si Dios hace o no hace lo que vos quieres o le pedís día y noche. Tu fe ha de ser que porque él es Dios yo a él me rindo y por el vivo. Lo demás, se lo dejo a su voluntad.

De lo contrario no es fe, es más bien una especie de contrato donde tú esperas tu parte, o de lo contrario te retiras. Peor aún es que crees que Dios te ha fallado, o que no cumplió su palabra, esta es la consecuencia de no tener una fe firme, fundada en la Palabra de Dios, no en tus planes, emociones, razonamientos, etc. ¿Cómo está tu fe en Dios?
III) Satanás va a atacar tu llamado (v. 8-11)
Ya con un ojo morado, Satanás se dio cuenta de que este Jesús, Dios hecho Hombre, no iba a ceder por la debilidad de su humanidad, y que su fe era más fuerte que cualquier ataque. Así que va por el tercer y último round y decide usar un arma muy poderosa, una táctica casi infalible: La táctica del Fariseo.
Los fariseos organizados en pequeñas comunidades, se dedicaban a la docencia y promovían el desarrollo de la religión de la → Sinagoga. Esto muestra su compromiso con la formación del pueblo sencillo en el conocimiento y práctica de la Ley de Moisés, que incluye la Tora oral.[1]
Los fariseos se proponían alcanzar una perfecta obediencia a la Ley de Moisés tal como la interpretaba la tradición oral (Mc 7.13).[1]

Este grupo de personas muy educadas tenían una gran misión con un gran propósito, pero sucedió que con el tiempo dejaron el espíritu y propósito de la Palabra y transformaron todo en religión. (Ver Mateo 23). “¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello. ¡Guías ciegos, que coláis el mosquito, y tragáis el camello!” (Mateo 23.23-24, RVR60)[1]
DE repente comenzaron a pensar que ellos sabían mejor que cualquier otro que significaban las Palabras de la Ley y como hacerlas realidad en la vida diaria, pero el resultado fue una religión muerta y seca, contraria a la voluntad de Dios. Por eso no aguantaban a Jesús, por que según ellos, el no enseñaba correctamente ni tenía “autoridad” para hacerlo.
La táctica del fariseo consiste en hacer que un cristiano crea que está viviendo para Dios, cuando en realidad está totalmente alejado de él y su destino es nada menos que el infierno mismo.
Veamos Mateo 4: 8-11
El diablo se dio cuenta de que el tenia bien en claro cuál era su misión, así que el trata de ofrecerle una alternativa, un atajo, una forma un poco más fácil de cumplir su llamado. Y básicamente le dice: “Mira Jesusito, los dos sabemos que si seguís así vas a terminar sufriendo increíblemente, el hambre que tenés ahora no se compara a la tortura de la cruz. Y no solo eso, si no que tenés que ir caminando de acá para allá tratando de convertir a la gente a que te crea, no vas a tener ni una cama para acostarte, pero aun vas a sufrir persecución rechazo, y buena, la lista es interminable, así que hagamos una cosa, cántame una cancioncita no mas así de rodillas, y yo te doy todo de un solo, así vas a poder salvar a todos sin tanto trabajo y todos terminamos contento, ¿Cómo la ves?
El engaño es este: hacerte creer que hay una alternativa a lo que Dios manda. Que Dios no vio todas las opciones, y seguramente hay otras más “fáciles”.
Satanás va a poner cualquier cosa en tu camino para distraerte con la mentira de “todavía va s tener tiempo de ir a la iglesia, y hasta más dinero para diezmar”: un mejor trabajo, una novia o novio, dinero, posiciones, una tele, un video juego, hasta la posibilidad de abrir tu propia iglesia. Cualquier cosa para hacerte un cristiano que cree que tiene una relación con Dios pero no la tiene.
La típica persona que cree que ser hijo de Dios es asistir a una iglesia, y de vez en cuando participar en algo que la iglesia hace. Aquel que te dice “bueno pero tan poco seas TAAAAAN FANATICO, lo que la Biblia dice es más que todo “espiritual “
¿Te imaginas a Jesús tratando de salvar al mundo bajo las órdenes de Satanás? Bueno así son muchos cristianos hoy en día, y si tu no crees que estas en este problema, leamos tu llamado: “Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos. ” (Mateo 5.14-16, RVR60)[1]
¿Cuál es tu excusa por no cumplir este tu llamado? ¿Te das cuenta como Satanás nos engaña en pensar que estamos haciendo las cosas bien, cuando realmente estamos dormidos?
Si Jesús no hubiera estudiado la Biblia por esos 30 años, no hubiera podido responder así. Lo mandó a Satanás a freír papas por que estaba fundado en la Palabra de Dios. Esta es nuestra Fe, sin la cual no podemos vencer este mundo.
Ya conoces como ataca Satanás, ahora te toca prepararte para encontrarlo en el campo de batalla y darle una buena paliza.

 



3 Comentarios para “¿Cómo ataca Satanás al cristiano? – Parte II”

  1. guadalupe dice:

    Hace unos dias, me dijerón, que porque no estudiaba mate, en lugar de la biblia, a lo que yo digo, en la palabra de, Dios hay vida eterna, y a seguire leyendo. DIOS LOS BENDIGA.

  2. Adolfo dice:

    Demole otra patada al diablo, cada vez que quiera engañarnos ¿¿¿como???? mencionando la palabra de Dios poderosa y el se va con sus cachos para abajo.

    bendiciones.

  3. jayme lopez dice:

    Excelentes temas, me ayudan mucho a guiarme por el camino correcto

Deja un Comentario