Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

RIOS EN LA SOLEDAD (Pte 10)

p03206481.jpg 

Lo último que destacaremos bajo este título, es que la adoración congregacional prepara al creyente para “el próximo paso” de Dios. Veámos que queremos afirmar con esto.

“…os haga aptos en toda obra buena para que hagáis su voluntad, haciendo él en vosotros lo que es agradable delante de él por Jesucristo; al cual sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén.” Hebreos 13:21 Dios quiere hacer ALGO en nuestra vida. Y es algo que a él le agrada.

Es muy notable como Dios desafia a su pueblo,y a cada hijo en particular a buscar lo mejor que El tiene para darnos. Suele suceder muy a menudo que el pasado nos impida apropiarnos de las bendiciones presentes. Si es tu caso presta atención a las siguientes palabras:

“No os acordéis de las cosas pasadas, ni traigáis a memoria las cosas antiguas.” Isaías 43:18.

Es muy importante aceptar el perdón de Dios y renunciar al pasado. Una vez hecho esto, sólo nos resta mirar hacia adelante con el propósito de ser “verdaderos adoradores.”

Sí, Dios quiere hacer algo nuevo y bonito con nuestras vidas. Con nuestro ministerio. Con nuestros dones. Por eso, enseguida nos lanza un desafío en terminos de lo que yo llamaría “una expectativa sobrenatural gloriosa”.

“He aquí que yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz, ¿no la conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad.” Isaías 43:19

La primera parte de este verso es la expectativa sobrenatural. Sólo los adoradores entienden este lenguaje. Es un desafío a cosas mejores. A dejar lo de siempre y buscar lo nuevo. Es comprender que los caminos de Dios son una aventura espiritual excitante. Llena de obstáculos tal vez, pero que nos llevan de “gloria en gloria y de poder en poder.” El adorador no se aclimata al stau quo…no se conforma…sabe que hay mas y lo quiere. En su bandera esta escrita la frase de David: MI ALMA TIENE SED DE DIOS. No me es suficiente, ¡Quiero más!

La segunda parte nos deja ver lo que puede lograr una verdadera inquietud espiritual. Caminos en el desierto. Rios en la soledad. No hay como adorar para ver como por la intervención divina cada desierto de la vida se convierte en un vergel. Sobrenaturalmente, claro…¿de que otra manera podria ser?

Hoy la sociedad esta enferma de soledad. Este es uno de los peores males que azotan a esta generacion tan envalentonada por los avances tecnológicos mas sofisticados. Pero que no llenan la profunda soledad del alma humana. Dios dice “quiero hacer algo nuevo y quiero hacerlo contigo.” El hará nacer rios en tu soledad. ¿Cómo no adorar a un Dios tan bondadoso? Si tú te sientes sólo Cristo te esta susurrando estas palabras:

“Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. El que cree en mí, como díce la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.” San Juan7:37,38

El adorador aprende a vivir en lo sobrenatural. El sabe que su Dios hace fluir rios de agua viva en el corazón de los que créen.

Ultimos comentarios
  1. VIVIANA
  2. Felipe
  3. ESTHER
  4. catalina monroy
  5. PEDRO DE LA TORRE
  6. zacarias
  7. gerardo cordero c
  8. mina
  9. alba rosa barbitta
  10. Hernando vanegas
  11. Mario A. Villalta
  12. Maria Ines
  13. Maria Ines
  14. José Luis Tijerino
  15. SANTIAGO ORTEGA MIRELES
  16. julia
  17. luis
  18. MARTIN SANDOVAL
  19. Socorro Rios Reyes
  20. geronimo lorenzo reynosa
  21. JoseDionicio Arias
  22. Marianela
  23. gloria patricia villegas
  24. miryam

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + 13 =