Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Estudio Bíblico: Algunas Prioridades Para el Estudio (35)

 

 

ALGUNAS PRIORIDADES PARA EL ESTUDIO BÍBLICO

Decir simplemente “estudie la Biblia” no es suficiente. Necesitamos saber cómo llevarlo a cabo. Hay muchas formas de estudiar la Biblia – aquí consideraremos algunos.

1-   ESTUDIO DE LA BIBLIA EN SU CONJUNTO

Ya hemos visto que la Biblia en realidad es un conjunto de 66 libros pero que presenta un solo mensaje dirigido por Dios al hombre. Es importante que el lector tenga un panorama completo de toda la Palabra de Dios, A FIN DE QUE CADA UNO DE LOS DEMAS MÉTODOS QUE SE RECOMIENDAN AQUÍ PUEDAN PONERSE EN PRÁCTICA A LA LUZ DEL CONJUNTO TOTAL. Esto lo obtendremos siguiendo el plan de lectura de tres años que ya hemos propuesto anteriormente.

2-   ESTUDIO DE LA BIBLIA LIBRO POR LIBRO

Lo fundamental al estudiar la Biblia es hacerlo en la forma que que fue escrita, es decir, por libros. Como ya hemos visto, cada libro se escribió a una iglesia, a un gruo de personas, o algún individuo. Es muy probable que el escritor mismo no supiese que se trataba de un documento imperecedero, que habría de ser leído y estudiado por millones de personas. Desde luego que Dios lo sabía, como sabía también que los problemas, las enseñanzas y la aplicación de estos libros, habrían de ser tan relevantes dos milenios después como lo eran en el momento en que se escribieron.

ELECCIÓN DEL LIBRO A ESTUDIAR

Resulta sumamente importante elegir bien los libros que se van a estudiar, principalmente al comienzo del plan de estudios, porque una mala elección puede dar por resultado el desaliento. Para ayudar al lector a hacer una selección correcta, ofrecemos a continuación las siguientes sugerencias.

1-   Conviene elegir un libro corto, de no más de cuatro a seis capítulos.

2-    Conviene elegir un libro sencillo. Por ejemplo, Romanos, Hebreos o Apocalipsis son más complejos que 1 Juan, 1 Tesalonicenses o algún evangelio. Muchas de las cuestiones que suscitan los libros más difíciles se comprenden mejor después de haber estudiado algunos de los libros más sencillos.

3-   Conviene elegir un libro que sea eminentemente práctico para el día de hoy. La misma lista que propusimos para las lecturas podría servir como guía adecuada para el estudio.

 

 

 

 

Ultimos comentarios
  1. Virginia
  2. Ana
  3. luis
  4. Ana Povea

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − 14 =