Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

ESTUDIO BÍBLICO: Los beneficios de estudiar La Biblia (2).

LO QUE EL ESTUDIO BÍBLICO HARA PARA TI

 

Detengámonos un momento a decidir, si realmente, vale la pena dedicarle todo el tiempo que requiere. Resulta perfectamente legítimo que nos preguntemos: ¿Que beneficios obtendré con 15 minutos diarios de lectura de la Biblia y 15 minutos diarios de estudio de la misma? Veamos:

1- NOS HACE CRISTIANOS FUERTES
“Os he escrito a vosotros, jóvenes, porque sois fuertes, y la palabra de Dios permanece en vosotros. Y habéis vencido al maligno.” ( 1Juan 2:14).

Nadie quiere ser raquítico, ni física ni espiritualmente. Los “jóvenes” a los que se refiere el apóstol, ya no eran “hijitos”, sino personas “fuertes”. ¿Por qué? Porque la Palabra de Dios permanecía en ellos y “habían vencido al maligno.” Esto significa que se habian alimentado con la Palabra de Dios hasta fortalecerse suficientemente en la fe como para que no fueran constantemente derribados por el pecado y la tentación. No hay más que una forma de adquirir fortaleza espiritual, y esta forma es leyendo y estudiando la Palabra de Dios.

El ser fuerte espiritualmente no depende que si hemos hecho la secundaria o si tenemos una carrera universitaria (lo cual es muy loable), ni tampoco de que seamos inteligentes, sino de haber DESARROLLADO EL HABITO de alimentar el espíritu y el intelecto con la Palabra de Dios. El poder “vencer al maligno” requiere una fortaleza espiritual que se obtiene solamente estudiando y obedeciendo la Palabra de Dios. Creo que todos conocemos a personas que siempre están con los mismos problemas – no avanzan, no crecen – y esta es la característica de los que no conocen la Palabra de Dios.

2- NOS DA SEGURIDAD EN CUANTO A LA SALVACIÓN
Lo primero acerca de lo cual debe estar absolutamente seguro el creyente recién convertido es, justamente, de que ES creyente. La salvación es tan maravillosa – un verdadero regalo de un Dios amante – que parece algo demasiado bueno para ser cierto. En consecuencia, una de las primeras dificultades que afronta el nuevo creyente cuando se separa de la persona que lo llevó a Cristo, son las dudas que lo asaltan acerca de su salvación. ¡LA UNICA FUENTE DE SEGURIDAD ESTÁ EN LA BIBLIA! ¿De que le sirve, no obstante, si no la lee? Las promesas y las seguridades que ofrece Dios tienen muy poco valor mientrs permanezcan entre las tapas de la Biblia; el creyente las necesita en los lóbulos frontales del cerebro. La Biblia se escribió con este fin precisamente. He aquí las palabras de I Juan 5:13: “Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios para que sepáis que tenéis vida eterna.”

El creyente que tiene la seguridad inconmovible de que es hijo de Dios y de que Dios es su Padre celestial, posee la base de una sólida vida emocional. La gran mayoría de las personas que tienen temores, preocupaciones y otras debilidades espirituales, generalmente no tienen seguridad en cuanto a la salvación porque escuchan la voz de su propia mente en lugar de leer La Biblia. Nadie puede tener la seguridad que ofrece Dios se se limita a los pensamientos de su propia mente, porque, como enseña La Biblia, los conceptos de Dios no vienen mediante el pensamiento, la reflexión, sino mediante “la sabiduria de Dios.” (1Cor. 1:21). Si deseamos disfrutar de seguridad en cuanto al salvación, debemos apresurarnos a estudiar la Palabra regularmente, ya que ella constituye LA ÚNICA FUENTE para obtener dicha seguridad.

3- NOS DA CONFIANZA Y PODER EN LA ORACIÓN
Ahora que éres cristiano puedes hablar con tu Padre Celestial acerca de cualquier cosa que te ocupa la mente y el corazón. Pero, ¿cómo podemos saber que El nos escucha? Porque lo dice en su Palabra en muchas partes. 1Juan 5:14,15 nos enseña que podemos orar con “confianza” sabiendo que El nos oye. En Juan 15:7 nuestro Señor prometió: “Si permanecéis en mí y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis y os será hecho.” Esto significa que el estudio de la Biblia (que es la forma en que sus palabras pueden permanecer en nosotros) nos da poder en la oración, porque en la medida en que estudiamos su Palabra y la obedecemos, llegamos a conocer su voluntad y, como consecuencia, aprendemos a orar.

A Confucio le preguntó cierta vez uno de sus discípulos: “¿Tiene sentido que oremos por nuestros pecados?” Se dice que a esto contestó diciendo: “No estoy seguro, pero no se pierde nada con probar.” ¡Para que sirve ésto! Unicamente la Biblia enseña que Dios contesta la oración, y el cristiano instruido en la Biblia posee esta confianza.

4- NOS LIMPIA DE PECADO
 Hay millones de personas que no saben adónde acudir para conseguir una conciencia libre de culpa de pecado. Mas ésto no debiera molestar a nungún creyente que conoce su Biblia porque, como ha dicho el Señor: “Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado.” (Juan 15:3).

La Palabra de Dios tiene un efecto purificador en el creyente. Nuestro Señor oró diciendo: “Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad.” (Juan 17:17). De algún modo la palabra de Dios tiene este efecto purificador en el cristiano que la estudia.

5- NOS DA GOZO
 Una de las bendiciones de la vida cristiana es el gozo; pero con frecuencia los problemas de la vida lo ahogan. Nuestro Señor dijo: “Estas cosas os he hablado para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea cumplido.” (Juan 15:11) O, como lo expresa la versión popular: “para que se alegren conmigo y así se llenen de gozo.”

Si nuestra lectura consiste solamente de libros seculares, revistas, periódicos informativos etc. pronto encontrarás que el gozo del Señor se ha transformado en temor, inseguridad o incluso depresión.

Es solamente la Palabra de Dios la que proporciona gozo al corazón, cualquiera sean las circusntancias por las que estemos atravesando.

Ultimos comentarios
  1. franklin rodriguez
  2. jaime aldana
  3. Cristina
  4. Yor
  5. Raul
  6. jorgem
  7. cesar luna arellano
  8. Luciano
  9. Joseth
  10. Felix Miguel Gutierrez Rodero
  11. williams angulo
  12. nelson enrique cruz
  13. gladys o
  14. Marla de lourdes rodriguez
  15. Marla de lourdes rodriguez
  16. alejandra celiz
  17. Adonias
  18. María Martínez

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *