Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Como Orar en Espíritu y en Verdad (1)

bfe234022645e541b8ec26704d78de18

“EN ESPÍRITU Y EN VERDAD”

O, los verdaderos adoradores.

“Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos

adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad;

porque también el Padre tales adoradores busca que le

adoren. Dios es Espíritu; y los que le adoran,

en espíritu y en verdad es necessario que adoren”

(Juan 4:23, 24).

Estas palabras de Jesús a la mujer de Samaria, constituyen el registro de su primera enseñanza en cuanto al tema de la oración. El Padre “busca” adoradores. Nuestra adoración satisface su afectuoso corazón y es un gozo para Él. El busca verdaderos adoradores, pero encuentra a muchos que no han pasado por esa escuela.

La verdadera adoracion es aquella que es realizada en espíritu y en verdad. El Hijo ha venido para abrir el camino a esta adoración en espíritu y en verdad, y nos la enseña. Y una de nuestras primeras lecciones en la escuela de oración debe ser entender lo que es orar en espíritu y en verdad y saber también como lograrlo.

A la mujer de Samaria, nuestro Señor le habló de tres formas de adoración. Primero está, la adoración ignorante de los Samaritanos: “Vosotros adoráis lo que no conocéis”. La segunda, es la adoración inteligente de los judíos al tener el verdadero conocimiento de Dios. “Nosotros adoramos lo que conocemos, porque la salvación viene de los judíos”. Y luego, la nueva, la adoración espiritual que Él mismo ha venido a presentar: “Pero la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padree en Espíritu y en verdad”.

De la conexión es evidente que las palabras “en espíritu y en verdad”, no significan, como suele pensarse, seriamente, de corazón, en sinceridad. Los Samaritanos tenían los cinco libros de Moisés y algún conocimiento de Dios; indudablemente había más de uno entre ellos que con honestidad y seriedad buscaban a Dios en oración.

Los judíos tenían la verdadera y completa revelación de Dios en su Palabra, dada hasta ese momento; entre ellos había hombres piadosos quienes invocaban a Dios con todo su corazón. Pero todavía no “en espíritu y en verdad”, en el verdadero significado de las palabras, lo que Jesús dice, “La hora viene, y ahora es”, es que solo en y por medio de Él, la adoración a Dios será en espíritu y en verdad.

Entre los cristianos, todavía podemos encontrar estas tres clases de adoradores. Algunos, quienes en su ignorancia, difícilmente saben lo que piden: Ellos oran con seriedad, e incluso reciben, pero muy poco.

Hay otros, quienes tienen un conocimiento mas correcto, que tratan de orar con todo su corazón y con toda su mente, y a menudo oran mas seriamente, pero todavía no alcanzan la plena bienaventuranza de la adoración en espíritu y en verdad.

Es dentro de esta tercera clase de oración que debemos pedir a nuestro Señor Jesús que nos tome; debemos ser enseñados por Él, debemos aprender de Él a adorar en espíritu y en verdad. Solo esto es adoración espiritual, esto nos hace adoradores tales como el Padre busca.

En la oración, todo dependerá de nuestra correcta comprensión y de la práctica de la adoración en espíritu y en verdad.

Fuente: ESCUELA DE LA ORACIÓN Por Andrew Murray.

Ultimos comentarios
  1. Norma Castro
  2. jorge luis triana duarte
  3. joelespinosa
  4. Pedro Nieto
  5. Pedro Nieto
    • Isabel Almada

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 5 =