Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

INTERCESIÓN: Líderes de oración (7).

INTERCESIÓN: Líderes de oración (7).: conociendo como orar

LÍDERES DE ORACIÓN

En este tiempo, como nunca, son estas personas que puedan liderar en oración lo que la iglesia necesita. Pero esta no es una posición para hombres y mujeres mediocres y apegados al mundo. Si en las iglesias se levantaran estos lideres, primero deberán haber muerto a sus propias pasiones. Se espera de ellos una entrega total. Una consagración verdadera. Estos líderes surgen de la Cámara Secreta. Muchos serán llamados a permanecer en sus cuartos de oración, ponerse en la brecha y batallar a favor de otros, a solas con Dios.

Sin embargo, en el tiempo de Dios, muchos descubrirán que el cuarto de oración ha sido la escuela que los ha preparado para una nueva tarea: líderes de oración.

Generalmente, los líderes de oración son aquellos que poseen un don combinado a algunos de los ministerios de tiempo completo que aparecen en Efesios 4:12,13. De manera que ellos también perfeccionan a los santos en el campo de la oración intercesora. De esta combinación dependerá también el enfoque específico al que apuntará el líder.

Debemos atender también a la falta de originalidad que es tan común en nuestros dias. ¿Qué queremos decir? Que algunos se acostumbran a tomar como modelo, cierto ministerio o persona que admiran “en lugar de buscar a Dios para que revele cuál es su don particular.”

Por otra parte, la tarea de un verdadero intercesor suele llegar a ser bastante agotadora. Ha veces el Espíritu Santo lo llevará a permanecer en horas de clamor é intercesión por situaciones o cargas personales que el mismo le pone. A continuación vamos a señalar algunas verdades que ayúden a todo intercesor a sobrevivir al desgaste que sobreviene como consecuencia de este ministerio:

En primer lugar, un líder de oración debe preguntarle a Dios cual será su área específica de responsabilidad.

INTERCESIÓN: Líderes de oración (7).: conociendo como orar

Pués a medida que se vaya divulgando su ministerio, pronto se encontrará abrumado por la cantidad de pedidos de oración que le harán llegar. “Muchos intercesores sufren un agotamiento porque no han aprendido a pedirle a Dios que les muestre a QUÉ deben dedicar su tiempo de oración.”

A veces podemos ser irresponsables al apresurarnos con nuestra boca. ¿Cómo? Prometiendo oración en el transcurso de cualquier charla inspiradora. De manera muy general nos depedimos diciendo por ejemplo: “… estaré orando por vós… ” ¿De verdad lo haremos? Y por otra parte, ¿nos ha pedido Dios que oremos específicamente por esa persona?

Ultimos comentarios
  1. RENZO NIÑO BELLO
  2. José Eyl
  3. José Eyl
  4. raulismael
  5. Socorro Rios reyes
  6. JOHANS SALINAS VIELLAGAS
  7. Sergio Moreira Valenzuela
  8. patricia fernandez
  9. fanny esneda gomez rua

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *