Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

EL ALCANCE DE LA ORACION (6)

 cd699f020_a.jpg

 

Primera Epistola a Timoteo

 

CAPITULO II

 

 

l. Debernos interceder por todos los hombres, v .14 .

Antes de entrar en este tema debemos notar lo que parece ser la IDEA CENTRAL en la mente y el corazón de Pablo mientras va escribiendo. Y esa idea clave de la carta no es otra que LA PRESERVACION DE LA FE Y EL TESTIMONIO de la Iglesia como cuerpo y de cada miembro como individuo.

 

Por eso no nos sorprende que en el CORAZON MISMO DE LA CARTA presenta a la iglesia cómo columna y baluarte de la verdad” (3: 15) en lo que vimos como el TEXTO CLAVE de la carta, porque allí expresa lo que quería lograr en Timoteo cuando dice: Para que si tardo, sepas COMO DEBES CONDUCIRTE en la casa de Dios

 

Así que repito: toda la carta apunta que tanto Timoteo como la Iglesia conserven una fe sana y ardiente, que de como resultado vidas de buen testimonio, o dicho de otra manera, vidas consagradas, vidas que amen la santidad como un estilo de vida y no sólo como una religión.

Y a eso apuntamos nosotros también al hacer este estudio: RENOVAR NUESTRAS VIDAS. Que nuestra fe sea ardiente, que nuetra consagración sea cada día más seria, más auténtica. Que tomemos un compromiso tan profundo, que cada acción en el servicio refleje un sano temor a Dios. En otras palabras, que seamos más maduros en el espíritu y sepamos cómo conducirnos correctamente en la iglesia, que es la casa de Dios, a quien honramos como padre, sólo en la medida que sabemos honrar a nuestros hermanos.

Por eso la diversidad de temas en la carta y por ello también la importancia de la oración, que pasamos a tratar ahora en los v.1-4.

 

Noten que dice exhorto ante todo”, es decir, antes de hacer cualquier plan o querer hacer la obra de Dios, pónganse a orar. Para toda iglesia lo primero es la oración. Una Iglesia que no ora no es útil a los planes de Dios. Sólo una iglesia que ora puede tener una visión grande de parte de Dios. Por ello Satanás tratará por todos los medios de desanimar a los hermanos para que no oren. Debemos estar muy despiertos. El sabe le peligroso que es cuando uno o más cristianos se ponen de rodillas.

 

 

Veámos algunos aspectos del alcance de la oración:

a) La oración debe ser con rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias.

ROGATIVAS, De la palabra rogar que es sinónimo de suplicar. Esta es la manera de orar en ocasiones muy conflictuadas. La súplica implica orar con lágrimas, llanto y muchas veces dolor profundo. El diccionario dice que significa: “rogar algo patéticamente”. Es cuando llegamos al punto de derramar nuestra alma delante del Señor en completa entrega y clamor. A veces somos tan ” formales” para orar. Debe haber un sentimiento muy profundo, un deseo ardiente, no tenemos que témer orar con clamor y grimas. Hay momentos que lo único que nos levanta del pozo es el quebrantamiento. Este es la mejor escuela de oración. Allí Dios puede tratar con nuestro orgullo y con los desvíos de nuestro corazón. Sin embargo es también esta oración la que tiene garantía amplia delante de Dios tal como lo expresa el Salmo 51:17. Dios no rechaza al corazór quebrantado. Toda iglesia,debe atender este tipo de oración. Es el camino a la sanidad de cada corazón para que fluya el Espíritu Santo en el cuerpo de Cristo. ¿Cómo estás orando en tu vida privada? ¿Cómo en tu iglesia? Para Dios quebrantamiento da come resultado PERDON y FUERZA espiritual.

Los otros tres tipos de oración son claramente entendibles, sólo debemos cuidar el que no falten en nuestro devocional.

 

b): Debe tener como meta la visn de un alcance mundial.

Esto se debe a que la oración es el arma más poderosa que una persona pone en funcionamiento cuando se dispone a orar.

No dice aquí sólo por un país sino “por todos” los que están en eminencia. Debemos aprender a orar por nuestro presidente y sus ministros en las distintas áreas del gobierno; por cada provincia y su gobierno, por cada ministerio: social, de economía, municipal etc. El resultado de esta responsabilidad intercesora lo dice la segunda parte del v.2. En un ambiente como éste se puede hacer la obra de Dios sin estorbo.

Lo que más debe incentivar a un creyente a orar de esta manera es “porque ésto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador” (v. 3) ¿No te parece suficiente incentivo?

Los cristianos no hacemos las cosas “por lo que diga la gente” sino por lo que dice Dios” y El dice en su Palabra que ver a su pueblo orar le es “agradable“. ¿Se imaginan la cara de felicidad del Padre escuchando la voz de sus hijos? Como decimos los cordobeses: se pone “chocho”, se llena de amor y nos bendice.

Tenemos que aprender a dejar de quejarnos de nuestro país y de nuestras autoridades. Empecemos a dar gracias por el ps que tenemos. Miremos cuánto Dios nos ha bendecido. Oremos por nuestros gobernantes. Dejemos de quejarnos. Practiquemos “acciones de gracias”. Semos con una Argentina para Cristo y si perseveramos en oración y ruego, eso será lo que Dios nos dará camo herencia para nuestros hijos y nietos.

 

 

c) El alcance misionero.

Este es el otro aspecto. El corazón de Dios es muy amplio y generoso en amor “el cual quiere que todos los hombres séan salvos”. Ese es el deseo del Padre amoroso que cada hombre en este mundo escuche de su amor. Que cada hombre pueda oír de la persona de Jesucristo en quien se muestra claramente el amor del Padre.

 

Por supuesto que sabemos que no todos los hombres se salvarán, pero eso no lo determinamos nosotros. Podemos confiar en el amor y la justicia del Padre. Nuestra tarea es orar, orar y orar “para que todos los hombres séan salvos y vengan al conocimiento de la verdad.”

 

Ahora, éso sólo puede hacerlo una iglesia que tenga un corazón misionero. Ora por TODOS los hombres, no solamente por su barrio, eso está muy bien, pero no le es suficiente. En el corazón de una iglesia misionera hay multitudes que claman por salvación. Cuando esa iglesia cierra los ojos, ve como Pablo en visión al varón macedonio que le decía: “Por favor, ven y ayúdanos…”

 

La iglesia misionera tiene el corazón de Dios latiendo fuertemente en su pecho, como el corazón de su Padre (Juan 3:16), así tambien la iglesia quiere que TODOS los hombres sean salvos.

Y comienza a orar por su ciudad, por cada provincia y cada país y el mundo entero.

Ultimos comentarios
  1. ibis listes
  2. martiniano bareiro
  3. lucy lopez
  4. Moraima
  5. natalia polo
  6. MARLENE HERRERA
  7. David
  8. LUZ MARY CARDENAS
  9. admin
  10. Sayda SA
  11. mario roberto manzanares

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *