Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

IGLESIA Y FAMILIA (25)

cd567f30_a.jpg 

 

EL DEBER DE LA IGLESIA CON LA FAMILIA

I Timoteo 5:3-8

La iglesia cristiana heredó la honrosa tradicn de caridad para los necesitados. El pueblo judío siempre se preocu por los necesitados y por los ancianos.

Aquí se trata del cuidado de las viudas. Lo primero que se recalca aquí, es que la iglesia no se proponía asumir la responsabilidad por aquellas personas ancianas, cuyos hijos vivieran y estaban en condición de mantenerlas. Esto era una tradición en la antigüedad. Y ni allá, ni aquí ahora, la iglesia hubiera aceptado que los hijos evadieran su responsabilidad con sus padres ancianos o desprotegidos.

Es llamativa la frase que dice: Aprendan éstos primero a ser piadosos para con su propia familia y a recompensar a sus padres”, (v.4b).

 

 

 

Hoy vivimos días en que toda huella de amor afectivo de los hijos hacia los padres pareciera haber desaparecido. La misma Biblia nos advierte cómo serian los hijos en las sucesivas generaciones: ” … desobedientes a los padres, necios, desleales sin afecto natural... ” ( Rom. 1:30b,31a), entre tantas otras cosas.

Que éso suceda en el mundo no nos asombra, pero ¿cómo puede suceder lo mismo entre quienes se llaman cristianos?

Otros esperan que el estado haga lo que ellos no asumen como responsabilidad privada.

 

 

 

Para San Pablo, ayudar a los padres, significa por lo menos dos cosas. En primer lugar, es honrar al que recibe, porque a el hijo puede demostrar el honor, la estima y el agradecimiento que está en su corazón. En segundo lugar, es admitir los reclamos del amor. La deuda de amor solo se la honra con s amor.

 

Sin embargo no debemos olvidar que hay padres dificiles. Por lo tanto así como el deber del hijo es sostener a su padre anciano, el deber del padre es el de comportarse correctamente dentro de la estructura del hogar.

 

 

Hoy es importante que ninguna persona deje de tomar recaudos, previendo el futuro en lo posible. ¿Para qué cargar a los hijos con una responsabilidad tan grande en días tan difíciles si podemos evitarlo?

 

En conclusión, los hijos en caso de ser necesario deben asumir su responsabilidad con alegria. “Porque ésto es lo bueno y agradable delante de Dios.v.4b

v.5. Aquí tenemos el espejo de una vida entregada completamente a Jesucristo en

contraste con el v.6, de una mujer que toma su estado de viudez en forma liviana. Por ello la insistencia de.Pablo en el vs.7. Tema este muy interesante para la iglesia contemporánea y que examinaremos en la próxima entrega. 

Ultimos comentarios
  1. JORGE FRANCO
  2. FRANCISCO LEON HOLGUIN A
  3. max de leon
  4. cesar vasquez
  5. Tomás Sansores Sastré
  6. martha quintanilla
  7. Sandra
  8. natanael pinto vnzla
  9. MARISOL CHAVEZ
  10. Jesús Santos Aguirre
  11. silvia
  12. Javier Valle
  13. enrique ramirez orozco
  14. geronimo lorenzo reynosa
  15. katiuska
  16. Jose Arias
  17. ana
  18. luis alfredo
  19. jose felix diaz
  20. Peñate

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *