Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

PRIMERA EPISTOLA A TIMOTEO (2)

PRIMERA EPISTOLA A TIMOTEO (2)Generalidades:

Seg√ļn se desprende del relato de Hechos Cap. 19, parece que Pablo hab√≠a logrado una gran multitud de convertidos. Efeso fue la ciudad donde Pablo qued√≥ predicando y ense√Īando por el espacio de dos a√Īos. (19.10) ¬ŅSe imaginan qu√© base ap√≥stolica ten√≠a esa iglesia? Este cap√≠tulo solamente es necesario para ver el car√°cter y la persistencia de pablo. El estaba bien lleno del Esp√≠rtu Santo, al punto que a su llegada, pudo discernir que habia algo que no funcionaba. Noten la pregunta: “¬ŅRecibisteis el Esp√≠ritu Santo cuando creisteis?.”

Vers.3- C√≥mo Pablo, podemos encontrar muchos “cristianos” pero, ¬Ņconocen al Esp√≠ritu Santo? O son como los Efesios que respondieron: “Ni siquiera hemos o√≠do si hay Esp√≠ritu Santo?.” (v.2)

 

¬°Qu√© importante es predicar un evangelio completo!…no a medias. Si el evangelio se predica a medias…as√≠ ser√°n los discipulos. De ah√≠ para nosotros que queremos llegar a ser obreros de Cristo: la importancia del estudio SERIO y f√≠jese que digo SERIO de la palabra de Dios.

¬Ņc√≥mo era el evangelio que predicaba Pablo? Veamos que nos dice el mismo:

“Porque no me averguenzo del evangelio, porque ES poder de Dios

para salvaci√≥n a todo aqu√©l que cree.” Ro. 1:16a

 

As√≠ que, predicando este evangelio, Pablo convirtio a un grupo de hombres confundidos en discipulos. De all√≠ en adelante la iglesia comenz√≥ a crecer. ¬Ņ Q√ļe hizo la diferencia? Desde el mismo momento que conocieron al Esp√≠ritu Santo. Esa es la gran diferencia para cualquier persona y para cualquier iglesia.

 

Ahora bien, si avanzamos en los siguientes cincuenta a√Īos, los cristianos de Asia Menor eran tan numerosos que los templos paganos quedaban casi desiertos.

Dentro de la generación apostólica Efeso llegó a ser el centro tanto numérico como geográfico del cristianismo y la región en donde mas pronto había conquistado sus laureles.

¬Ņcu√°l era-entonces- la condici√≥n de las iglesias? Ya dijimos que no hab√≠a edificios para las iglesias. Saben ust√©des que no se comenzaron a construir edificios para el culto cristiano sino hasta 200 a√Īos despues de los d√≠as de Pablo y reci√©n se generaliz√≥ su uso luego que Constantino, (emperador de Roma), pusiera fin a la persecusi√≥n de los cristianos.

 

Vemos entonces, que las veintenas de miles de cristianos en Efeso y sus alrededores se reun√≠an, no en en una sola gran congregaci√≥n, ni en pocas, sino en centenares de grupos peque√Īos, en diferentes hogares y como congregaci√≥n bajo su propia direcci√≥n pastoral.

 

Y esto es, precisamente, como veremos ahora al analizar la carta, lo que hacia √°rdua y agotadora la tarea de Timoteo; al punto que se desanimaba hasta querer deprimirse. Pero como ven, ten√≠a un buen maestro, era su pastor, pero tambien su amigo. Hab√≠an compartido muchos a√Īos de labor. La suficiente para que Pablo conociera a Timoteo y supiera tanto sus virtudes como sus defectos. Llevandole a superar estas √ļltimas. C√≥mo el alba√Īil usa la regla para mirar constantemente y cuidar que su trabajo sea perfecto. Pablo sabia y se ocupaba de timoteo con todo su amor.

 

De todas maneras, Pablo habia fundado esta iglesia teniendo a Cristo como el √ļnico fundamento, el √ļnico simiento sobre el cual puede edificarse una vida con certeza de alcanzar el √©xito. De la misma manera Timoteo ve√≠a a Cristo en l vida de Pablo y continuaba trabajando.

 

De aquí pasamos al análisis de I Timoteo:

 

¬Ņcu√°l es el texto clave de la carta?

 

I Timoteo 3:15

 

La casa de Dios. Ef. 5:21,22. La casa del Dios viviente, s√≥lo puede edificarse con “piedras vivientes” I P. 2:5.

¬ŅCu√°l es nuestro deber? La vida debe ser mantenida y la llama costantemente avivada.

 

¬°Qu√© responsabilidad para la iglesia (y por lo tanto, para cada uno de sus mienbros) que es la de ser “columna y baluarte (apoyo) de la verdad”!

 

Si hay algo que no debemos olvidar es que “la santidad conviene a esta casa.” Salmo 93:5.

Ultimos comentarios
  1. emperatriz
  2. jorge

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *