Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

HOMILÉTICA:Bosquejando el sermón (15).

CAPITULO 8

ELEMENTOS DEL SERMÓN

D) ANALIZANDO EL TEXTO ELEGIDO. (Conclusión).

HOMILÉTICA:Bosquejando el sermón (15).: homiletica el arte de predicar

Una vez que sabemos el “texto” que utilizaremos, trabajaremos sobre él analizándolo parte por parte. Por ejemplo: 2a.Timoteo 2:1-7, será nuestro texto de trabajo, (podemos leerlo en la versión que utilizamos diariamente y luego en otras versiones, que nos amplíen la interpretación de su contenido).

Análisis textual

Con un lápiz subrayamos todas las “palabras claves”. Y también las frases según creamos conveniente.

Es importante ser creativos, y estar abiertos a que el Espíritu Santo te revele conexiones entre las palabras de los distintos versos que te ayudarán a comprender mejor la enseñanza de todo el pasaje escogido.

Otra manera todavía mejor, en una hoja en blanco vamos escribiendo el pasaje, pero resaltando de diferentes maneras palabras y frases claves. Como verás abajo lo que me ha llamado la atención lo he resaltado en mayúsculas y en negrita. En el papel se puede ir uniendo con una línea o flecha las frases de diferentes versos que están relacionadas. Veámos entonces:

                                  TU, pues, hijo mío (TIMOTEO)

                                         Esfuérzate

                       en la gracia que es en Cristo Jesús

                  lo que has oído de mí…

                    Encarga a hombres fieles         idóneos Para enseñar

                                    Sufre penalidades

                                    como buen SOLDADO de Jesucristo.

                                           Se enreda en los negocios de la vida

Ninguno que milita                a fin de

                                           agradar a Aquél que lo tomó por soldado.

El que lucha como ATLETA         no es coronado

                                               si no lucha legítimamente

El LABRADOR                           para participar de los frutos

                                              debe trabajar primero

Considera lo que digo           y el Señor te dé entendimiento

                                            en todo.

Ahora, busque en el diccionario el significado de todas las palabras que no entiende haciendo una lista aparte.

Luego del análisis textual, en otra hoja, responde las siguientes preguntas:

 HOMILÉTICA:Bosquejando el sermón (15).: homiletica el arte de predicar                                                 

a) ¿Qué dice este pasaje? ¿Cuál es su enseñanza principal?

b) ¿cómo lo dice?……………………………………… aspecto literario.

c) ¿Para quién y cuándo lo dice?……………………aspecto histórico.

d) ¿Por qué lo dice?…………………………………..aspecto moral y espiritual.

 e) ¿Para qué lo dice?…………………………………..aplicación personal.

Debemos responder estas “preguntas” observando el análisis textual y explayarnos lo mejor posible sobre cada idea que se nos ocurra para responder a cada pregunta.

Luego, continuamos con otras dos preguntas:

 1- ¿Qué lecciones importantes aprendo en este pasaje?

Enumérelas con ayuda del punto “a”.

 2- ¿Cómo puedo aplicarlas a mi propia vida?

Ayúdese con el punto “c”.

Aquí podemos intentar poner el título al “sermón”. Se nos pueden ocurrir más de uno luego decidimos cuál. Por ejemplo podría ser:

a) Consejos de Pablo para todo cristiano.

b) Tres figuras del obrero cristiano.

c) Como conseguir la victoria en el servicio.

d) Prueba, según lo que has estudiado, escoger uno propio.

                                BOSQUEJANDO EL SERMON

(No olvidemos que la introducción debe contener algo llamativo).

 TITULO: (A escoger…)                                     TEXTO: 2Timoteo 2:1-7.         

 I) INTRODUCCION:

  – ¿Les agradaría escuchar esta noche, un bonito sermón acerca de cómo fracasar en la vida cristiana?… Seguramente que no.

  -A continuación veremos tres consejos que nos aseguran el éxito en cualquier empresa. Así es, estos consejos pueden convertirte de perdedor ¡en un poderoso ganador!

II ) DESARROLLO

A) Tres consejos en tres palabras.

      a) El amor filial de Pablo a Timoteo.

      b) Timoteo, un líder tímido.

            a- Esfuérzate

            b- Escucha

            c- Encarga

 B) Tres figuras del verdadero discípulo.

        a) La figura del soldado.

             1) Discípulo = disciplina = soldado.

             2) El buen soldado sufre penalidades.

             3) No se “enreda” en los negocios de la vida.

             4) Sólo busca agradar a Dios.

      b) La figura del atleta.

            1) El sacrificio y la preparación de un atleta romano.

            2) El discípulo como el atleta lucha por una corona incorruptible.

            3) Lucha con armas legítimas.

      c) La figura del labrador.

            1) Para participar de los frutos debe trabajar primero.

            2) La importancia de ser diligente en nuestro trabajo.

                 – secular

                 – en el reino de Dios

 III) CONCLUSIÓN

A la luz de estas figuras: ¿tengo la disciplina del soldado? ¿Estoy consagrado para el Señor? ¿O estoy enredado en negocios que me contaminan?

 ¿Estoy dispuesto a pagar el precio del sacrificio con la vista puesta en la corona de vida? ¿Cómo soy en mi trabajo: diligente o negligente?

 Aquí es importante notar que según el Espíritu Santo nos guíe, haremos el cierre, ya sea con una oración de arrepentimiento, con un desafío personal, o con un llamado a renovar la entrega para un mejor servicio etc.

 LO IMPORTANTE ES QUE PREDIQUEMOS SIEMPRE CON UN PROPÓSITO.

 Que al terminar, exijamos de los oyentes (con firmeza nacida de un amor sincero por sus almas) una respuesta al mensaje. Y si estamos en oración el Espíritu Santo nos guiará con fuertes impresiones para ministrar a las necesidades de la gente. Seamos sensibles a su voz interior.

Este bosquejo es sólo una guía. El predicador aprende a hacerlo con su propio estilo a medida que va avanzando en su servicio y adquiriendo conocimiento y experiencia.

Que Dios te bendiga, y recuerda, si vas predicar, siempre debes estar creando sermones; corrigiéndolos, trabajando sobre ellos. Y sobre todo, interesándote

personalmente en el tema. Esto, unido a un profundo amor por las personas. Nuestro Señor sirvió hasta estar dispuesto a dar su vida por nosotros. ¿Esperará menos de nuestro ministerio?

 Y no olvides:

                                 ¡PREDICA CON EL CORAZÓN!

 

                                     Pastor José Roberto Reina

                            www.estudiosbiblicoscristianos.net

                            Instituto Bíblico “PALABRA DE FE”

Relacionado: http://libroscristianosgratis.net/pulpito-cristiano/

Ultimos comentarios
  1. Manuel Rincon
  2. raulismael
  3. patricia vaca
  4. PAUL
  5. Reinaldo Diaz
  6. oscar rosas

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *