RSS
Facebook

LA VERACIDAD DE LA BIBLIA (6)

          Introduccion a la biblia. (6)

D) A continuación ampliaremos un poco el tema de la infalibilidad de las Escrituras. Si la Biblia es digna de total confianza y fidelidad, lo que estamos queriendo expresar es la convicción, de que toda su enseñanza es la enseñanza de Dios, que no puede mentir. Como lo refiere San Pablo en su epístola a Tito: “La esperanza de la vida eterna, la cual Dios, que no miente, prometió desde antes del principio de los siglos.”

     

Lo que dice la Escritura hay que recibirlo como palabra infalible de Dios y cuando confesamos ésto, declaramos nuestra fe en el origen divino del Libro que amamos y en la veracidad y fidelidad de Dios mismo.

 

Lo cual no significa que aceptemos la infalibilidad de cualquier interpretación o intérprete del texto bíblico. Si hay algo que siempre debemos tener en cuenta como cristianos es que la Biblia interpreta a la Biblia. ¡sí! Las mismas preguntas que nos hacemos al ir recorriendo sus páginas, si analizamos con cuidado y detenidamente, hallaremos sobrecogidos de sorpresa, que gradualmente nos vamos encontrando con las respuestas, una a una, como regalos preparados por el Espíritu Santo para nosotros. Sólo el cristiano perezoso no encuentra la respuesta a sus inquietudes en la Biblia.

 

 

El cristiano diligente, siempre estará explorando nuevos campos, adentrándose en los misterios sagrados reservados sólo para los que buscan “con hambre y sed de justicia.”

Cuando Jesús dijo: “Escudriñad las Escrituras” todos los judíos entendieron lo que quería decir. Había otros escritos en griego, hebreo y latín pero solamente las Escrituras, la Palabra de Dios era la biblioteca santa y con autoridad celestial.

 

 

Allí ellos podían seguir su historia desde los tiempos de Moisés hasta el Cristo. Por ej. en Exodo 17:14 los judíos pedían leer: “y Jehová dijo a Moisés: “escribe ésto para memoria en un libro … ” Más adelante en el libro de Deut. 31:9 podrían encontrar estas palabras “y escribió Moisés esta ley y la dio a los sacerdotes hijos de Leví que llevaban el arca del Pacto de Jehová y a todos los ancianos de Israel.”

Luego cuando aquel libro fue colocado en el arca (v.26) sirvió de guia al pueblo de Israel y Dios mismo habló con Josué encargándole que se esforzara y fuera valiente, y que se cuidara de hacer conforme a toda la ley que Moisés dejó, sin apartarse a derecha ni a izquierda añadiendo ésto: “Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en el para que guardes y hagas conforme a todo lo que en el está escrito … ” Josué 1:8.

Es muy probable que el libro que leyera Josué fuese el mismo que Moisés escribiera, pero quién sabe si tambien se hicieron copias de él. El mismo libro, o una copia de él fue hallado unos mil años después durante el reinado de Josias y “…dijo el sumo sacerdote Hilcías al escriba Safán: He hallado el libro de la ley en la casa de Jehová. E Hilcías dio el libro a Safán y lo leyó.” (II Reyes 22:8).

 

Si avanzamos hasta Esdras lo encontramos de nuevo en manos del profeta en el púlpito de madera, al aire libre, leyéndolo y explicándolo al pueblo en el lenguaje de entonces.

 

De Josué a Josías pasaron unos mil años, de Hilcías a Esdras unos 175 años. Si hoy en día nosotros tenemos en nuestras propias bibliotecas libros de varios siglos de existencia, con mayor razón, en aquellos tiempos podrían conservarse manuscritos de padres a hijos con celo y devoción.

 

 

E) Ante todo lo anteriormente expuesto bien creo que podemos intentar responder a la pregunta básica: ¿Qué es la Biblia? Para ello vamos a resumir la respuesta en tres pasos : Y diremos en primer lugar, que la Biblia es literatura escrita por mandato de Dios.

 

Esto es sumamente importante, especialmente para responder a aquellos que alegan diciendo que la biblia es sólo una recopilación de “sabiduría y experiencias de la humanidad” a través de los siglos. De ninguna manera es esto así.

La biblia no es tampoco el resultado de la inspiración de algún “iluminado”, al estilo de José Smith que se levanta un dia cualquiera pretendiendo haber visto ángeles y visiones y toda una revelacion de un dia para el otro y arrogándose la autoridad de poner sus escritos al nivel de la autoridad de la biblia.

     

Muy por el contrario, nuestro Padre Celestial es respetuoso de las criaturas que con tanto amor ha creado. A través de toda la historia humana vamos a ver algo notable. Y aquí hay un concepto que Uds. deberán anotar con cuidado por que es un punto clave en la comprensión del trato de Dios con el hombre. ¿A qué me refiero? A que siempre desde el principio, la revelación de Dios al hombre es UNA REVELACION PROGRESIVA. Y aunque más adelante hablaremos del proceso de la revelación no quiero dejarles con el bocado sin masticar, aunque sea breveménte por el momento.

     

¿Qué quiere decir REVELACION PROGRESIVA? Que Dios se va revelando paso a paso, gradualmente. Podernos decir, por ejemplo, que Abraham sabia menos de Dios y del Espíritu Santo que el Rey David, y que David no tenía toda la revelación a la que llegó Isaías, que hasta pudo “ver” en un sentido la obra redentora de Cristo, según nos relata en el cap. 53 de su libro.

 

Y todo ésto hasta llegar a la culminación de la revelación en la persona misma de Cristo.

Moisés recibió la orden de escribir de igual modo que la que recibiera – en la isla de Patmos- el apóstol San Juan, con aquellas palabras del ángel: “Escribe en un libro lo que ves y envía a las siete iglesias que están en Asia.”

 

En segundo lugar, la Biblia es literatura escrita por mandato de Dios bajo la dirección de Dios. Mira lo que dice San Pedro en su segunda epístola en 1:21 “Nunca la profecía fue traída por voluntad humana sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espiritu Santo”.

Así que es el E.S. el que mueve al escritor a expresar su mensaje y comunicarlo.

Y por último, la Biblia es literatura escrita por mandato de Dios, bajo la dirección de Dios y preservada por Dios mismo.

El mandó que se conservara en el arca, de donde pasó al templo y luego a las sinagogas, para difundirse, finalmente en el seno de toda la iglesia cristiana.

 

Resumamos entonces el concepto que nos responde la pregunta que nos hicimos al comienzo de este apartado: ¿qué es la biblia?

 

La biblia es literatura escrita por mandato de Dios, bajo la dirección de Dios y preservada por Dios mismo.



3 Comentarios para “LA VERACIDAD DE LA BIBLIA (6)”

  1. alfredo ornelas dice:

    gracias por el estudio biblico que me enviaron va hacer de mucha edificacion para mis alumnos jovenes, que dios les bendiga……….amen

    “CRISTO VIVE ”

    ATTE. HERMANO ALFREDO

  2. lourdes diaz dice:

    gracias por permitirme estudiar mas acerca de la biblia no saben
    lo beneficiosos que es para todos el saber que es palabra inspirada
    por dios y dada aconocer por el para nuestro crecimiento espiritual
    estoy feliz por que puedo todos los dias prepararme mas saben me falta
    mucho pero mucho por aprender solo le pido a Dios que me permita
    hacerlo

  3. francisco moreta dice:

    Le agradesco el embiarme este estudio es veneficioso el saber mas sobre la biblia por que podemos estar mas serca de dios y alejarnos mas del pecado del mundo solo le pido a dios que mede la saviduria de entender su palabra, Que Dios les vendiga mucho y espero sus estudios gracias

Deja un Comentario