Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

El Mundo Geográfico en el tiempo de Jesús (6).

EL MUNDO GEOGRÁFICO DE JESÚS

Palestina era el centro de reunión de tres continentes, situada entre el Mar Mediterráneo y el desierto arábigo. Era el punto de reunión de las grandes carreteras mundiales.

En los días de Jesús constaba de cuatro partes, todas bajo el dominio del Imperio Romano.

JUDEA, la parte del sur, que era la cuna del judaísmo conservador.

GALILEA, en la parte norte, con una mezcla considerable de población griega.

SAMARIA, en medio de ambos, que por su mezclas de razas se había ganado el desprecio de los judíos.

PEREA, al este del bajo jordán con muchas ciudades prósperas de los romanos.

Alejandría, la segunda ciudad del imperio Romano a 500 kms. al sur – oeste, al norte de Egipto. Antioquía, la tercera ciudad del Imperio quedaba a 500 kms. al norte en Siria.

Debemos notar que a lo largo de la costa palestina y a través de Galilea pasaban el comercio y los ejércitos del mundo en sus grandes movilizaciones.

En lo que a la vida de Jesús se refiere, aparte de la huida a Egipto, de la que regresó cuando tenía entre 2 y 4 años de edad, no sabemos de que Jesús se haya alejado nunca más de 110 kms. de Galilea.

Volviendo a la región de Galilea, el historiador Josefo estimó que contaba con unos tres millones de habitantes. Además estaba conformada por un considerable número de ciudades griegas que a su vez conformaban un importante centro de cultura mundial para su época. Su capital romana era Seforis, a solo 7 kms. de Nazaret, donde residía Herodes.

BREVES NOCIONES DEL ESTADO POLÍTICO-MILITAR

La gran expansión del Imperio Romano llega a Palestina desde el año 63 a.c. Cuando es invadida por Pompeyo quien sitió a Jerusalén precisamente en un día sábado. Aunque los judíos no la defendieron respetando su tradición sabática, eso no impidió la horrible masacre y la profanación del templo que era lo más sagrado para los judíos. Posteriormente, once años después, otro general romano llamado Craso haría lo mismo.

En una época de grandes luchas intestinas por el poder político del imperio surge la figura de Julio César, quien derrotó a Pompeyo en la batalla de Tapso y se proclamó emperador, pero tres años después es asesinado por hombres de su confianza que compartían su gobierno; como consecuencia se suceden en Roma una serie de guerras civiles por el poder.

El sucesor fue Marco Antonio, quien no se ocupó demasiado del trono; en Egipto fue sucedido por Cleopatra, donde se dio a una vida de molicie hasta que Augusto César lo destronara, venciéndolo en la batalla de Actium.Toda esta violencia, el movimiento de poderosos ejércitos y tanto derramamiento de sangre en este período de la historia, no serían impedimento para que las profecías sobre aquél cuya venida cambiaría al mundo mas que todos los ejércitos y emperadores del mundo, se cumplieran.

Fue en el reinado de Augusto César, cuando Herodes, un oportunista que se vendió a los vencedores, y en agradecimiento a los favores prestados fue nombrado rey de Palestina. La historia dejó pintada su crueldad y su ambición. Se dedicó a embellecer a Jerusalén y a la construcción de un nuevo templo que le llevó cuarenta años.

Sus hijos heredaron el reinado unos pocos años antes de que naciera Jesús y continuaron su gobierno con una mano dura.

A la muerte de Herodes el Grande, Palestina fue dividida entre sus hijos en tres partes: Judea y Samaria para Arquelao, Galilea y Perea para Antipas y los territorios al este del mar de Galilea para Filipo.

Sin embargo, la mala administración de Arquelao, dio lugar a que Roma nombrara otro gobernador para Judea. A partir de ese momento la dominación romana se hizo mas dura e insoportable. Al punto que los soldados imperiales recorrían las calles en nutridas guarniciones con sus insignias y costumbres paganas a la vista.

 

Ultimos comentarios
  1. luisa
  2. Ma. Luisa Rivas
  3. Ronald
  4. ORLANDO CAVADÍA
  5. ORLANDO CAVADÍA

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × tres =