Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

LA PRE-EXISTENCIA DE JESÚS – 2da Pte – (9)

  1. A. LA PRE-EXISTENCIA DE JESÚS. Juan 1:1-3.

Al leer los relatos evangélicos inspirados por el Espíritu Santo, encontraremos una vida que es del todo completamente humana. Una persona en la que se encuentran todas las cualidades de una verdadera humanidad. Y sin embargo, hay algo que le hace diferente de aquellos que le rodean, y que lo destaca sobre los otros mortales. La Biblia lo presenta como hombre entre hombres experimentando el proceso natural de su nacimiento, vida y muerte.

Al mismo tiempo lo presenta como UNO que es del todo diferente; lleno de gracia y de poder, y cuya actividad entre los hombres refleja aquella gloria que no es humana sino divina. Es llamado EL HIJO DEL HOMBRE, pero también EL HIJO DE DIOS. ¿Cuál es entonces, la explicación?

Comencemos entonces, señalando que Juan, nos presenta la existencia eterna de Jesucristo (Juan 1:1-3). Este pasaje sublime nos recuerda a las primeras palabras del Génesis. Lo declara de una manera terminante “Dios” y “Creador”.

Esto está de acuerdo con toda la escritura que desde el Antiguo Testamento, declara su pre-existencia eterna. Por ejemplo en Miqueas: 

5:2 Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad.

Estos eran vislumbres que el Espíritu Santo daba a los profetas acerca de la gloria del Mesías venidero. Cómo estas hay muchas alusiones más que sólo pueden aplicarse al eterno Hijo de Dios. Lo mismo sucede en el Nuevo Testamento.

Juan enfatiza en su evangelio, que Jesús era una personalidad existente desde la eternidad. Jesús habló “de la gloria que tuvo con el Padre antes que el mundo fuese” (Juan 17:5), y como si en algunos momentos de su vida terrena deseara volver a su hogar.

Teniendo en cuenta que el fin del evangelio de Juan era establecer la verdad de que Cristo era en realidad el hijo de Dios, veamos otras citas de la vida de Cristo, en la eternidad pasada:

Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, yo soy. (Juan 8:58).

… sabiendo Jesús que el Padre le había dado todas las cosas en las manos, y que había salido de Dios, y a Dios iba,… (Juan 13:3).

Y en la oración que Jesús hace al Padre, el mismo declara:

Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese. (Juan 17:5).

Son todas afirmaciones asombrosas, más allá de la comprensión limitada de una mente finita y mortal. Eliminan las barreras del tiempo, uniendo el pasado y el futuro en un solo y eterno presente.

Encontramos mas pruebas de esta verdad sublime en los escritos de San Pablo. Se sugiere leer los siguientes textos con detenimiento: Fil 2:6; Col 1:15 y 19; 1 tim 3:16 y Heb 1:3 y 13:8.

Otra prueba importante de la existencia de Cristo, antes de su encarnación, lo hace el escritor de Hebreos cuando le atribuye las obras de la primera creación:

Tú, oh Señor, en el principio fundaste la tierra,

Y los cielos son obra de tus manos. (Heb 1:10).

También leemos:

Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.

Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten; (Col 1:16,17).

Otra prueba indudable de la pre-existencia de Cristo, es su presencia en el Antiguo Testamento. Es un tema apasionante, aunque no lo trataremos por falta de tiempo. Pero no nos cabe la menor duda de que EL ÁNGEL DE JEHOVÁ, que se menciona a través de sus páginas no es otro que el mismo Señor Jesucristo. Sin duda entonces, que dejamos más que establecida en esta breve reseña la pre-existencia de Cristo.

Las siguientes citas hablan del ÁNGEL DE JEHOVÁ y ustedes tendrán la tarea de cotejarlas y hacer un pequeño trabajo. Gén 16:17; 18:1; 22:11, 12; 48:15, 16; y Ex 3:2, 14. Deberán responder sobre cada cita bíblia las siguientes preguntas: ¿Qué dice el texto sobre la persona de Jesucristo? ¿Qué atributos del Ángel de Jehová se relacionan directamente con la persona de Jesucristo? ¿Puede encontrar otros textos bíblicos en las escrituras que afirmen o den a entender en su contexto que el Ángel de Jehová es el mismo Señor Jesucristo? ¿Por qué? Luego de analizar y estudiar estos textos, ¿Qué es lo que mas le ha llamado la atención acerca de la pre-existencia de Jesús? Explique con sus propias palabras.

Esta tarea – si asi lo desea – puede enviarla por email a info@estudiosbiblicoscristianos.net donde le será devuelta con los comentarios del profesor. ¡Bendiciones!

 

 

Ultimos comentarios
  1. Enrique
  2. Miguel Angel Malespín Fariñas
  3. mara
  4. Humberto Rojas Castro
  5. dexi
  6. Luis Carlos

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − Trece =