Apocalipsis: ¿A quiénes representan los dos testigos? (20).

Capítulo 11

Vrs, 3-6. Los dos testigos y su actividad profética.

Estos dos mensajeros tienen como tarea la misión de profetizar por término de 1260 días, es decir, TRES AÑOS Y MEDIO, período que se asocia con el terror y la destrucción que han de venir. Su mensaje será sombrío. Noten que están vestidos con silicio. Además se trata de un mensaje de condenación; escucharlo será una tortura para los pecadores, eso explica la alegría del pueblo ante su muerte (Vr.10).

Por cierto, que ahora nos surge la pregunta: ¿Quiénes son estos dos testigos? ¿A quienes representan en la mente de Juan cuando escribe? Veamos algunas posibilidades.

 

1- Para algunos estudiosos este pasaje es del todo alegórico. Lo interpretan por lo menos de tres maneras: a) Representan la ley y los profetas. b) El antiguo y el Nuevo Testamento. c) También representan a la iglesia militante. Todo esto se desprende del mandamiento que Jesús diera a sus discípulos, que debían dar testimonio, de dos en dos, en Jerusalén, en Judea, en Samaria y hasta lo último de la tierra, (Hchs 1:8). Todo esto es digno de considerarse, pero debemos tener en cuenta la forma definida y concreta que se nos presentan estos personajes. Creo que es importante que tengamos en cuenta el elemento milagroso y sobrenatural, como también, que aunque los hechos y personajes del pasado son importantes, DIOS SIEMPRE TIENE COSAS NUEVAS.

2- También se ha identificado a los dos testigos con Enoc y Elías. Noten ustedes que tanto Enoc como Elías son los dos únicos siervos de Dios en el Antiguo Testamento, que no murieron. A Enoc Dios “lo llevó con El” (Gn. 5:24) y Elías fue levantado al cielo en un torbellino (2Rey. 2:11). Esta interpretación concuerda con la interpretación de los autores antiguos y medievales. “Tertuliano registra una creencia popular según la cual los dos testigos estarían vivos en el cielo para dar muerte al Anticristo cuando este apareciera sobre la tierra. (Sobre el Alma, 50).

3- Parece estar mucho más cerca, la interpretación que identifica los dos testigos con Moisés y Elías. Tendríamos aquí la figura de Moisés como el profeta legislador, y a Elías como el profeta revelador de la idolatría. Simbolizan el uno la ley y el otro a los profetas. Las dos figuras más grandes para el pueblo judío, actuarían entonces como mensajeros de Dios, en los tiempos previos al juicio final. Recordemos que son los mismos que aparecen junto a Jesús en el monte de la transfiguración hablando con el Señor (Mr. 9:4; Mt. 17:3ss). Es llamativo como todas las características del relato se ajustan a la vida de Moisés y Elías. Quizás el rasgo más llamativo sea dado por la dura lucha que estos dos testigos tuvieron que sostener por la causa de Dios. Como su predecesor ellos también reciben poder para transformar el agua en sangre y azotar a la tierra con toda clase de plagas (vr.6). Tal como lo hizo Moisés cuando Dios le ordenó liberar a su pueblo de Egipto (Ex 7:14-18). Están revestidos de un poder terrible, pues nos dice  que de sus bocas sale fuego y que pueden matar con ese fuego a sus enemigos, como también tienen poder para detener la lluvia. Tal cual hizo Elías con la compañía de soldados que se envió para capturarlo (2 Rey. 17:1) y cuando profetizó al rey Acab una larga sequía (1Rey 17:1).

 Para la interpretación judía de la historia, una de las señales de las proximidades del Reino era, según la tradición judía el regreso de Elías, que a su vez anunciaría la venida del Mesías o sea el Cristo.

Y coincidimos que “no sería difícil interpretar la profecía de Deuteronomio 18:18 (que Dios levantaría un profeta como Moisés…) como un anuncio del regreso de Moisés en persona.” Así que parece que esta es la mejor interpretación.

Es cierto también que algunos estudiosos han llegado a ver en estos dos testigos a San Pedro y a San Pablo, claro que en una línea marcadamente católica. (Continúa en la edición No. 21).

Mientras tanto, a la par que estudiamos estos temas, renovemos nuestra fe y esperanza en las promesas que el Señor nos ha dejado. ¡Porque cada dia se acerca su venida!.

                                                                                                                   

Ultimos comentarios
  1. Clara
  2. NATALIA
  3. Marleny Quisque
  4. Cary

Responder a Cary Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *