Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Apocalipsis: La guerra en el cielo (26).

Apocalipsis: La guerra en el cielo (26).: profecias biblicas Apocalipsis 12

LAS FIGURAS Y SU POSIBLE SIGNIFICADO (Continuaci√≥n…)

La guerra en el cielo (vrs 7-12).

Aqu√≠ vemos a Satan√°s enfurecido por su fracaso en eliminar al fundador del reino de Dios en la tierra, crucific√°ndole, ¬Ņa qu√© se refiere este relato de los versos 7 al 12? Parece que en su odio destructor el diablo se atrevi√≥ a seguir a Cristo en su ascensi√≥n c√≥mo √ļltimo intento de da√Īar la persona y obra de Cristo.

Decimos esto, porque debemos notar que el texto, nos saca del contexto terrestre, es decir, de la historia del pueblo y la iglesia militante, para llevarnos a un plano superior. La dimensi√≥n del cielo. Leamos el vr. 7: ‚ÄúDespu√©s, hubo una gran batalla en el cielo‚Ķ‚ÄĚ

Y as√≠ vemos una gran batalla. La que nos impacta al intentar imaginarnos en figuras lo que ser√° o fue semejante enfrentamiento. ¬ŅSe imaginan este impactante campo de batalla y el fragor de las armas?

El ejército de ángeles buenos se enfrenta a los espíritus caídos, y logran derrotarlos.

Al frente de los ángeles de está Miguel, (Mikaiel, término hebreo compuesto que significa: QUIEN COMO DIOS), quien con su victoria ha puesto el sello final, o mejor confirma la victoria de Jesucristo.

Jes√ļs, hablando prof√©ticamente sobre la derrota que le infligir√≠a al diablo muriendo sobre la cruz, dijo: ‚ÄúAhora es el juicio de este mundo; ahora el pr√≠ncipe de este mundo ser√° arrojado fuera.‚ÄĚ Juan 12:31 (vers. N√°car Colunga).

En otra ocasi√≥n agreg√≥ ‚ÄúYo ve√≠a a Satan√°s caer del cielo como un rayo.‚ÄĚ Lc 10:18 (Vers. N.C).

En su ministerio terrenal la expulsión de los demonios era una clara demostración de victoria sobre el príncipe de las tinieblas, y también el claro retroceso de las tinieblas ante el poder del reino de Dios manifestado en Jesucristo.

De la misma manera los cristianos vencer√°n a los demonios en el poder del nombre de Jes√ļs. El as√≠ lo ha establecido.

También es cierto que las persecuciones que El sufrió de parte del mundo y del príncipe Satanás alcanzarán muchas veces a los suyos, porque el discípulo no puede ser mejor que su maestro. (Juan 15:18-22).

En todo caso, la victoria de Cristo, siempre ser√° nuestra victoria. Nada debemos temer.

Seg√ļn Efesios 2:2, el cielo atmosf√©rico es la morada de las potestades a√©reas, seg√ļn las creencias antiguas. As√≠ se desprende tambi√©n de la biblia.

En este √°mbito tiene lugar la gran batalla ente las legiones del Padre Celestial (Mt. 26:53), y las de Satan√°s (vr.7).

El mismo Miguel, protector del pueblo de Israel en Daniel (10:21; 12:1), aparece en el apocalipsis como el protector y general del ISRAEL DE DIOS, es decir, la iglesia de Jesucristo.

Algo llamativo es que aunque este libro est√° lleno de referencias a los √°ngeles, es la primera vez que se da el nombre de uno de ellos.

Perdida toda oportunidad de causar da√Īo en el cielo, desde ahora en adelante, el diablo¬†se dedica a estorbar e impedir en cuanto¬† le sea posible, la obra redentora de Cristo en su extensi√≥n a trav√©s de la iglesia.

Hasta aqu√≠, estamos viendo, si queremos resumirlo, que esta ‚Äúguerra en el cielo‚ÄĚ, es una representaci√≥n gr√°fica, a la vez que simb√≥lica, de lo que le sucedi√≥ a Satan√°s en la muerte y resurrecci√≥n de Jesucristo.

Pero también piensan algunos, que su lanzamiento del cielo puede ser simultáneo con la tribulación y causa de la misma. Es decir, consecuencia de la frustración y odio de Satanás.

M√°s all√° del significado exacto, es, evidentemente aquello mismo que Jes√ļs vio en su visi√≥n de Lucas 10:18.

Ultimos comentarios
  1. Jaime Leon
  2. Oscar Jesus
  3. Julio Cesar Luzcando
    • Jessica amiga de Nancy y Ramiro de Ecuador
  4. franklin rodriguez
  5. maria villanueva
  6. RAMONITA DEL CASTILLO VILLALBA
  7. Harold Berdugo Zulbar√°n
  8. patricia garcia
  9. Harold Berdugo Zulbar√°n
  10. patricia garcia
  11. Harold Berdugo Zulbar√°n
  12. rblandon

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *