Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Apocalipsis: La guerra en el cielo (26).

Apocalipsis 12

LAS FIGURAS Y SU POSIBLE SIGNIFICADO (Continuación…)

La guerra en el cielo (vrs 7-12).

Aquí vemos a Satanás enfurecido por su fracaso en eliminar al fundador del reino de Dios en la tierra, crucificándole, ¿a qué se refiere este relato de los versos 7 al 12? Parece que en su odio destructor el diablo se atrevió a seguir a Cristo en su ascensión cómo último intento de dañar la persona y obra de Cristo.

Decimos esto, porque debemos notar que el texto, nos saca del contexto terrestre, es decir, de la historia del pueblo y la iglesia militante, para llevarnos a un plano superior. La dimensión del cielo. Leamos el vr. 7: “Después, hubo una gran batalla en el cielo…”

Y así vemos una gran batalla. La que nos impacta al intentar imaginarnos en figuras lo que será o fue semejante enfrentamiento. ¿Se imaginan este impactante campo de batalla y el fragor de las armas?

El ejército de ángeles buenos se enfrenta a los espíritus caídos, y logran derrotarlos.

Al frente de los ángeles de está Miguel, (Mikaiel, término hebreo compuesto que significa: QUIEN COMO DIOS), quien con su victoria ha puesto el sello final, o mejor confirma la victoria de Jesucristo.

Jesús, hablando proféticamente sobre la derrota que le infligiría al diablo muriendo sobre la cruz, dijo: “Ahora es el juicio de este mundo; ahora el príncipe de este mundo será arrojado fuera.” Juan 12:31 (vers. Nácar Colunga).

En otra ocasión agregó “Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo.” Lc 10:18 (Vers. N.C).

En su ministerio terrenal la expulsión de los demonios era una clara demostración de victoria sobre el príncipe de las tinieblas, y también el claro retroceso de las tinieblas ante el poder del reino de Dios manifestado en Jesucristo.

De la misma manera los cristianos vencerán a los demonios en el poder del nombre de Jesús. El así lo ha establecido.

También es cierto que las persecuciones que El sufrió de parte del mundo y del príncipe Satanás alcanzarán muchas veces a los suyos, porque el discípulo no puede ser mejor que su maestro. (Juan 15:18-22).

En todo caso, la victoria de Cristo, siempre será nuestra victoria. Nada debemos temer.

Según Efesios 2:2, el cielo atmosférico es la morada de las potestades aéreas, según las creencias antiguas. Así se desprende también de la biblia.

En este ámbito tiene lugar la gran batalla ente las legiones del Padre Celestial (Mt. 26:53), y las de Satanás (vr.7).

El mismo Miguel, protector del pueblo de Israel en Daniel (10:21; 12:1), aparece en el apocalipsis como el protector y general del ISRAEL DE DIOS, es decir, la iglesia de Jesucristo.

Algo llamativo es que aunque este libro está lleno de referencias a los ángeles, es la primera vez que se da el nombre de uno de ellos.

Perdida toda oportunidad de causar daño en el cielo, desde ahora en adelante, el diablo se dedica a estorbar e impedir en cuanto  le sea posible, la obra redentora de Cristo en su extensión a través de la iglesia.

Hasta aquí, estamos viendo, si queremos resumirlo, que esta “guerra en el cielo”, es una representación gráfica, a la vez que simbólica, de lo que le sucedió a Satanás en la muerte y resurrección de Jesucristo.

Pero también piensan algunos, que su lanzamiento del cielo puede ser simultáneo con la tribulación y causa de la misma. Es decir, consecuencia de la frustración y odio de Satanás.

Más allá del significado exacto, es, evidentemente aquello mismo que Jesús vio en su visión de Lucas 10:18.

Ultimos comentarios
  1. Jaime Leon
  2. Oscar Jesus
  3. Julio Cesar Luzcando
    • Jessica amiga de Nancy y Ramiro de Ecuador
  4. franklin rodriguez
  5. maria villanueva
  6. RAMONITA DEL CASTILLO VILLALBA
  7. Harold Berdugo Zulbarán
  8. patricia garcia
  9. Harold Berdugo Zulbarán
  10. patricia garcia
  11. Harold Berdugo Zulbarán
  12. rblandon

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *