Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Apocalipsis: Los ángeles y los 144.000 sellados (8).

cd746f098_a.jpg

LOS ANGELES Y LOS 144.000 SELLADOS. (7:1-8).

Habrán notado ya ustedes la intensa actividad de los ángeles en este libro. Claro que no podría ser de otra manera. Los ángeles representan muy bien al reino celestial.

Todo este capítulo está ligado al sexto sello, porque es como una respuesta al grito desesperado de los enemigos del cordero: “¿Y quién podrá sostenerse en pié?”

Juan quiere alentar ahora al pueblo de Dios luego de la dantesca descripción que a tenido lugar en el cap.6. Allí vimos que los cataclismos que representan los juicios de Dios sobre la tierra, no han hecho discriminación alguna entre creyentes e incrédulos. Aún en nuestros días la pregunta sigue teniendo para los cristianos una gran importancia: ¿Pasarán los cristianos por la gran tribulación?

Juan está teniendo una visión adelantada del futuro. El sabe que lo que vé es una proyección de la última y gran tribulación que va a sobrevenir, y de tal alcance y magnitud como nunca se ha visto en la tierra desde el principio de la creación.

Como lo expresara Jesús en Mateo 24:21 y Marcos 13:19, en ella se producirá el ataque final de todo mal y poder demoníaco, como también la desolación final y destrucción de la tierra. Los cuatro ángeles están deteniendo a los vientos que cumplirían su rol destructor. ¿Por qué? Antes que suceda todo eso los fieles seguidores de Jesucristo deben ser marcados con el sello de Dios.

¿Qué significa esto? El texto no infiere que estarán fuera de todos estos acontecimientos, tampoco que se los rescatará de todo peligro. Lo que dice mas bien es que atravesarán con éxito la gran tribulación. Sufrirán pero no serán parte de la destrucción total que sufrirá la tierra.

Por ello “la imagen que Juan nos describe es terrible; aún si los fieles logran sobrevivir, deberán sin embargo, sufrir la gran tribulación y ESTA ES LA PERSPECTIVA QUE PUEDE HACER TEMBLAR AUN AL MAS VALIENTE.”

Por ello es notable como la visión de Juan se prolonga mas allá del sufrimiento al vr.9, donde tenemos a los fieles después de la gran tribulación gozando de todas las características de una victoria plena.

Resumiendo lo mas notable:

1- La advertencia: viene el último tiempo indescriptible de sufrimiento y gran tribulación. Y VIENE PRONTO …

2- La seguridad: Aunque pasen por grandes sufrimientos los fieles saldrán victoriosos porque están sellados con el sello de Dios.

3-La promesa:Cuando haya pasado ese tiempo, llegaran la bienaventuranzas y el gozo infinito de la misma presencia de Dios.

 

Notemos aquí algunos detalles importantes:

Ustedes notaran que dice que los ángeles estaban de pie “sobre los cuatro ángulos de la tierra.” Y esto es debido a que en la antigüedad la tierra era concebida como plana y cuadrada. Los cuatro ángeles de la tierra equivalían a los cuatro puntos cardinales. Y los ángeles tenían como misión el detener los cuatro vientos de la tierra.

También hay que ver que para la tradición judía, todos los elementos materiales del mundo estaban administrados por ángeles que supervisaban su funcionamiento.

Por supuesto que la descripción de Juan lleva un claro mensaje para todos nosotros. Que el cosmos con todos los elementos que lo componen,incluidos las condiciones meteorológicas, dependen totalmente de la perfecta soberana voluntad de Dios. Nada sucede en el cosmos sin la aprobación del eterno creador. Por ello el creyente esta seguro aún en medio de los mas dispares movimientos de la raza humana.

En el verso 2, Juan vé otro ángel que subía de donde sale el sol. Y llevaba el sello del Dios vivo. Usar un sello en la antigüedad era de uso corriente. El objeto o la persona sellada indicaba que pertenecía al dueño del sello.

El sello sobre la frente (vr. 3), indica la protección divina y la pertenencia a Dios y al Cordero. En todo tiempo debemos ser conscientes que en el mundo espiritual se sabe quiénes somos y a quien pertenecemos, porque hemos sido sellados con el Espíritu Santo de la promesa.

Aquí, quien le ha servido de modelo a Juan es el profeta Ezequiel, en el capítulo 9:1-6, nos describe una impactante visión de un ángel, con pluma y tintero que va escribiendo con una señal en la frente a los que no se habían contaminado con las abominaciones idolátricas que se estaban cometiendo en Jerusalem.

Vs. 4-8. El número de los sellados es de 144.000, con respecto a este número debemos notar las siguientes observaciones:

(a) No representa a todas las generaciones de creyentes. Estos 144.000 son sellados en la época de Juan. Estos luego se integrarían a “la inmensa muchedumbre de todo pueblo y nación (vr.9), ya en el plano celestial.”

(b) La otra observación es que 144.000 es un número simbólico, que representa la cifra completa y perfecta de los creyentes en Jesucristo (12X12X1OOO). “Lejos de ser una cantidad limitativa y excluyente, este número es en la imagineria judía, la cantidad que lo incluye todo, que es perfecta en su contenido y completa.”

También es importante notar que aunque la enumeración se hace en términos de las doce tribus de Israel,no debe interpretarse en el sentido de que los redimidos son solamente judíos. Afirmamos esto porque en el Nuevo Testamento la enseñanza, es que el Israel de raza ha perdido sus prerrogativas y privilegios, habiendo estos pasado a favor de la iglesia. Ver al respecto: Romanos 2:28,29; 9:6,7; si alguien es de Cristo pertenece a la simiente de Abraham y es el heredero de su promesa (Gal.3:29). La iglesia es el ISRAEL DE DIOS (Gál.6:16 y Fil.3:3).

Una interpretación mas sencilla y personal seria ver que los 144.000 de los Vs.4-8 son realmente los judíos que ante los terrores de la gran tribulación tomarán conciencia de su pecado y se volverán a Dios. Ellos pasarán por la gran tribulación. Luego serian glorificados con la inmensa multitud de la iglesia (Vr. 9), que representa a los creyentes de todas las edades.

Ultimos comentarios
  1. Luis
  2. César
  3. max
  4. Emma Emilia Alarcón M.
  5. gloria patricia villegas
  6. maricela
  7. NESTOR

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *