Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Excusa: ¿Cómo Puedo Reconciliar La Doctrina Del Infierno Con El Dios Cristiano De La Salvación?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Excusa: ¿Cómo Puedo Reconciliar La Doctrina Del Infierno Con El Dios Cristiano De La Salvación?

Respuesta: “Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles” (Mt 25:41).
Dios preparó el Infierno para el diablo y sus seguidores. Si usted sigue al diablo, vivirá en tal lugar con él por la eternidad.

“Para que tome la parte de este ministerio y apostolado, de que cayó Judas por transgresión, para irse a su propio lugar” (Hch 1:25).  El lugar para los transgresores es el Infierno.
“El Señor no tarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento” (2 P 3:9). Dios no quiere enviar a ningún alma al Infierno. El desea que todos se arrepientan y se salven.

“¿Quiero yo la muerte del impío? dice Jehová el Señor. ¿No vivirá, si se apartare de sus caminos?” (Ez 18:23). Aquéllos que se tornan del pecado a Cristo, disfrutarán de la vida ahora y de la vida eterna en el futuro.
“E irán éstos al castigo eterno, y los justos a la vida eterna” (Mt 25:46).

En la eternidad ya no habrá tiempo para arrepentirse. Nuestra oportunidad es cada día mientras estamos en esta vida. Para que no seamos sorprendidos como el hombre rico:

“Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lazaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado” (Le 16:25).
“¡Serpientes, generación de víboras!, ¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno?” (Mt 23:33).
“Temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno” (Mt 10:28).

Así que no lo olvide, el infierno no es para usted. Arrepientase sinceramente. No tarde en venir a los brazos de un Dios amoroso que quiere perdonarlo y darle vida eterna a traves de la fe en Jesucristo!

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.” (Jn 3:16).

Ultimos comentarios
  1. Pedro Cuaro
  2. carme
  3. Rosa Dutan
  4. mariela

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − 8 =