Preguntas y excusas: ¿Cómo ataca Satanás al cristiano? – PARTE I –

Prédicas para Jóvenes: Como ataca Satanás –
por Esteban Reina

bruce shark Como ataca Satanás   Parte ILa vida es como una de esas películas que al actor principal le pasa una cosa tras otra, en donde esperamos que por fin llegue el “final feliz”, pero sabemos que no es así en la realidad, sino que el Diablo anda como constantemente como un león hambriento esperando al primer distraído que se le cruce para hacer de él su almuerzo,  (1 Pedro 5.8), ¡y lo peor es que nunca se sacia!

Vamos a leer Mateo 4.1-11

¿Te has preguntado alguna vez porque es que el Diablo va a tacar a Jesús si él era Dios? ¿Parece algo tonto querer venderle agua al mar no? Lo que sucede es que muchas veces no comprendemos el hecho de que él era HUMANO. Era Dios HECHO HOMBRE, algo que por ahí nos cuesta entender, tanto así que estamos acostumbrados a pensar que como él era Dios entonces “obvio que lo iba a lograr”, Jesús siempre fue Dios en su carácter y personalidad, pero  fue tan ser humano como vos y yo que tuvo que soportar las mismas tentaciones y debilidades de este cuerpo carnal, y eso es lo que hace tan grande e importante su venida y sacrificio.

Sabiendo esto el Diablo, experto en seres humanos, quiso aprovechar esta situación para su beneficio, y si él pensó que podía con Jesús, entonces créeme que no lo piensa dos veces a la hora de tratar de atacarnos a vos y a mí.

Antes de que pienses de que esta predica no es para vos porque eres un buen cristiano, déjame decirte que Jesús fue tentado en la mera voluntad de Dios, ¡hasta estaba ayunando! (V.1-2) Mientras más te acercas a Dios, mas Satanás va a querer alejarte de ahí, no importa lo que tenga que hacer, lo v a intentar todo.

I) Satanás te ataca en base a tu debilidad (V.3)

Tentar es poner a prueba, significa motivarte a hacer algo que está en contra de tus propios valores, la tentación te desafía. Anteriormente vimos, en Base a Santiago 1.14 que la tentación se produce a partir de los deseos de tu corazón, en otras palabras el ataque del Diablo es personalizado, diseñado solo para vos. ¿Cómo? Bueno, porque lo que para vos representa una ocasión de pecar contra Dios, por ej. Una botella de cerveza, para mí no es más que una bebida mas, que ni me llama la más mínima atención. (Explicar si es necesario)

Por eso el Diablo vino a probar a Jesús CUANDO ESTE TUVO HAMBRE. ¡Que diablo más vivo! El no llego en el clímax mas espiritual del ayuno, o cuando estaba de rodillas orando, sino cuando ya no aguantaba el hambre, y bien sabemos que cuando tenemos hambre ya ni pensamos coherentemente, estamos irritados, listos para fulminar a cualquiera que se interponga entre nosotros y una carne asada con puré de papas.

¿Cuál es tu área débil, de que tienes hambre? Quizás el Diablo está aprovechando tu hambre de amor, y te pone gente que dicen amarte para distraerte de recibir el amor de Dios, o quizás tienes hambre de dinero, entonces con unos pesos de mas que te tire Satanás entonces ya te saco del camino que debías andar.

Hoy en día hay una “HAMBRUNA” a nivel mundial: Todo joven quiere una novia o novio, tienen un apetito sexual tan grande que los consume la lujuria y es lo primero que piensan. Todo pasa por ahí. Y esto representa una puerta abierta de par en par para que venga Satanás y te quiera hacer caer. SI bien esto es normal como humanos que somos, todo tiene límites, y cuando los cruzamos entonces entramos en un abuso insalubre. El gran problema es cuando una necesidad o diversión se transforma en una obsesión.(Por ejemplo la música, o un tiempo de relax, video juegos, ropa, mascotas, etc.)

Muchas veces vamos por la calle bien tranquilos, y de repente vemos en un cartel gigante, o en esa teles gigante que están la calle una hamburguesa grandota, jugosa, humeante recién salida de la parrilla, con unas papas doradas a la perfección, y un vaso de coca grandote súper-helado, y lo que le sigue a eso es: “hey, ¡que hambre que tengo!” Este es el poder de la publicidad. Ahora decime, ¿Cuál es el tópico de toda publicidad? SEXO

Hay gente que quiere mantener nuestro instinto sexual ardiendo para hacer dinero de ello. Porque una persona con una obsesión es una persona que no puede resistirse a comprar[i]. Y el primer vendedor se llama Satanás. Te vende la mentira que te “sugiere que cualquier acto sexual que te tienta en ese momento es normal y saludable”.[ii]

Cuando realmente tenemos hambre, haríamos cualquier cosa por comida. Si yo te preguntara si serias capaz de matar a alguien por el último pedazo de pan en el país me dirías que no, pero la verdad es que nunca sabemos de lo que somos capaces hasta que estamos en ese momento. Entonces… ¿hay esperanza? ¿Cómo puedo salir vencedor ante tal inminente caída?

  1. Lo mejor que podemos hacer es aprender de Jesús, un ser humano como tú y yo, pero con una entrega a Dios como la que tú y yo necesitamos.

No es pecado tener hambre, es normal, es humano. Satanás quiso explotar esa verdad, y actuó con engaño, le dijo: “viejo, ya que sos Hijo de Dios, y tenés hambre, agarra la piedra esa y transfórmala en un pedazo de pan francés que acá yo tengo jamón y queso y hacemos un picnic” ¿Qué está mal con eso? ¿Acaso hay algo malo en tener hambre y buscar comida? ¿Dónde está la trampa?

La tentación era hacer que Jesús:

i.      Rompiera el ayuno. (El compromiso de no comer para buscar a Dios)

ii.      Usara su poder divino para satisfacer su carne, con lo cual iba a invalidar su condición de hombre, y si esto sucediera, entonces jamás podríamos decir que él fue humano como nosotros, y si esto es verdad, entonces su muerte en la cruz fue en vano  porque era Dios, por lo tanto ni sufrió ni derramo sangre humana, lo cual es la única forma de redención.

iii.      Echar a la basura el plan eterno por un momento de satisfacción.

La respuesta de Jesús fue que no solo de pan viviría el hombre si no de toda palabra que sale de la boca de Dios. En otras palabras: “Si tengo hambre y me gustaría aun pedazo de pan como no tenés idea, pero es más importante para mí la voluntad de Dios, esa es mi vida, sin eso prefiero morirme de hambre”

¿Cómo se traduce esto para nosotros? ¿Qué esperanzas tengo yo de responderle así al diablo, ¡yo no soy Jesús!? Déjame recordarte que Jesús no comenzó a predicar a dos días después que nación en el pesebre. EN este punto de la historia el tenia 30 años. O sea que obviamente el paso 30 años buscando a Dios. Eso de que como él era Jesús todo lo podía es inválido. El venció por que conocía la palabra de Dios.

En esa situación bien podría haber dicho “tenés razón diablo feo, la verdad que tengo hambre”, pero antes de responder de acuerdo a su necesidad, pensó “bueno, pero ¿que dice la Biblia al respecto?” Y esa fue la clave.

¿De qué tienes un hambre tremenda? ¿Qué dice la Biblia al respecto? La Biblia es para nosotros como el árbitro en un partido de futbol. Ambos jugadores tienen toda la razón según ellos, pero es la palabra del árbitro que va a traer una solución duradera al conflicto.

Hambre de posesiones: Lucas 12.15 La vida del hombre no consiste en sus posesiones.
Hambre de Mentir: Prov. 12.22 los labios mentirosos son abominación a Jehová
Hambre de Dinero: “porque raíz de todos los males es el amor al dinero” (1 Timoteo 6.10, RVR60) [1]
Hambre de Sexo, amor, fama, gloria, aceptación, una imagen determinada, atención, amigos…

¿Qué estamos persiguiendo? ¿Te esta dominando el hambre de tu cuerpo? Vamos a terminar esta noche rindiéndonos a Dios una vez más, corremos a el por qué el ya paso por esto y el tiene una respuesta para ti. Si puedes vencer la tentación, pero tiene que tener un compromiso inamovible con Dios.

En esta noche, ¿estas dispuesto a decirle a Dios: Sr. Yo quiero tu voluntad más que la vida, y porque sin ti la vida no es vida, te quiero querer a ti más que a cualquier otra cosa, y prefiero morirme de hambre antes que pecar contra ti?

 

– La predica no ha terminado, la conclusión será publicada en 7 días, suscríbete para recibirla en tu email! Haz click aqui para suscribirte a Predicas para Jóvenes por Email

 

 


[i] Mere Christianity by C. S. Lewis Page. 99

[ii] Mere Christianity by C. S. Lewis Page. 100

 

 

Ultimos comentarios
  1. ruben gracia
  2. Oscar Jesus
  3. douglas
  4. WILIBALDO

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *