Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Preguntas y Excusas: “Yo soy un pecador demasiado grande…¿es posible que pueda perdonarme?”

Excusa: “Soy Un Pecador Muy Grande …es posible que pueda perdonarme?”
Respuesta: Jesús vino para salvar a todos los pecadores. El Apóstol Pablo había matado cristianos inocentes, con todo, escribió: “Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero” (1 Ti 1:15).

¿Son sus pecados rojo escarlata? “Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí [escarlata], vendrán a ser como blanca lana” (Is 1:18).

¿Está usted perdido? “Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido” (Lc 19:10).

¿Se siente usted debilitado? “Porque Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos. Ciertamente, apenas morirá alguno por un justo; con todo, pudiera ser que alguno osara morir por el bueno. Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros” (Ro 5:6-8).

Jesús no echará fuera a nadie que desee venir a Él. (Jn 6:37).

Dios no hace excepciones en Su oferta de salvación. “Y que de todo aquello de que por la ley de Moisés no pudisteis ser justificados, en él es justificado todo aquel que cree” (Hch 13:39).

El homicidio es perdonable. El ladrón penitente que pendía de la cruz confesó sus pecados y fue perdonado (Lc 23:43).

La blasfemia es un pecado perdonable también. Pablo había sido un blasfemo, pero cuando se convirtió fue perdonado (1Ti 1:13).

El adulterio es un pecado perdonable. La mujer samaritana recibió salvación (Jn 4:18).

Uno de los registros maravillosos del perdón, se encuentra en 1 Corintios 6:9-11. Pablo hace una lista de todos los pecados de los cuales los corintios habían sido perdonados:

“¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios. Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados , ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios”.

La persona que pide perdón de corazón sincero, jamás se marchará sin recibirlo. “Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar” (Is 55:7).

“Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana” (Is 1:18). Lea también Hechos 10:43.

Pablo era un gran pecador, pero obtuvo salvación (1 Ti 1:12-16). Las siguientes Escrituras adicionales pueden ser usadas: Mateo 9:13; Hebreos 7:25; Lucas 23:39:43.

Usted tambien puede encontrar ese mismo perdón y la salvación de su alma. Venga hoy mismo a los pies de Cristo y El perdonará sus pecados y le dará esa paz que tanto ha buscado.

Ultimos comentarios
  1. Hector Marquez
  2. Leandro
  3. Ángel Gabriel Peña Garcés
  4. cristian
  5. mario soto
  6. RAMONITA DEL CASTILLO VILLALBA
  7. CLaudia jaimes
  8. aura
  9. nydia marin

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 4 =