Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

SANIDAD INTERIOR: “¿Porqué un seminario?” (Pte 3)

 suenos-207x300.jpg

III – ¿PORQUE UN SEMINARIO DE SANIDAD INTERIOR?

1) Un desafío a la iglesia contemporánea.

A pesar del progreso veloz y extraordinario de la ciencia médica en los últimos años, la cantidad de enfermedades físicas y mentales que azotan el mundo hoy es extremadamente alta. Al ir avanzando en el tema, comprenderemos porque la “sanidad interior” generalmente está relacionada con el bienhestar fisico y emocional. En “psicologia” se las denomina como “enfermedades psicosomáticas”. Atendiendo al hecho de que en algunos casos, el estado mental y emocional del paciente puede expresarse en dolencias físicas.

Por otra parte, debemos considerar que cuando se descubren tratamientos y curas efectivas para un tipo de enfermedad, otra variedad rara aparece en escena.No cabe duda que ante la situación de una humanidad enferma y sufrida, ello presenta un gran desafío a la iglesia cristiana. Desafío que ha sido contestado hasta cierto grado por la dedicación de hábiles doctores y enfermeras cristianos o no, quienes se dedican incansablemente a la tarea de aliviar los sufrimientos de la humanidad.

El evangelio representa las buenas noticias de salvación, liberación y sanidad divina en el Nombre de Jesús. Estas son para el hombre en SU ASPECTO TOTAL. Todo ministro, pastor, líder y su iglesia deben mantener esto en mente como su meta principal. LA FE EN EL EVANGELIO DE JESUCRISTO IMPLICA SALUD TOTAL PARA EL ESPIRITU, ALMA Y CUERPO.

Es nuestra obligación buscar a Jesús con fe a fin de ver las sanidades físicas tomando lugar en nuestra sociedad. Nuestra enseñanza debe motivar la búsqueda de la sanidad para las mentes y espíritus de las almas sufridas y porque no atormentadas. De esto trata la “sanidad interior”. O sanidad para el “alma herida”.

2) ¿Cómo lograr esto en nuestras iglesias y en nuestras vidas?

a) Trayendo sanidad a través de la predicación de la palabra.

Pablo le dijo a Timoteo: “Te encarezco…que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina”. (2 Tim. 4:2).

La palabra de Dios tiene cualidades terapéuticas y sanadoras, note atentamente:

“Envió su Palabra, y los sanó, y los libró de su ruina”. (Sal. 107:20).

“La fe viene por el oír, y el oír, por la palabra de Dios”. (Rom.10:17).

(Continúa en la próxima entrega, Parte 4))

Ultimos comentarios
  1. argentina midence
  2. ANGELICA
  3. ariel G.
  4. Evaristo Mejía Ordoñez
  5. Adilia Herrera
  6. Juan Manuel Vazquez
  7. marlon viana
  8. CLAUDIO SCALISE
  9. adalberto diaz cardonaa
  10. juan urieles
  11. Maritza Rivero
  12. delia
  13. carlos saravia
  14. BLANCA ARVAYO RAMIREZ
  15. sara
  16. angelica
  17. LUZ STELLA

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + 2 =