Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

SANIDAD INTERIOR: El arrepentimiento ¿que implica? (22).

5a02705f935bca1988c48097ceef80b4.jpg                                                                                              

VIII – ARREPENTIMIENTO.                                                                                    

A. LO QUE ES EL VERDADERO ARREPENTIMIENTO.

1. Estar apenado por tus pecados delante de Dios.
El verdadero arrepentimiento es un dolor sentido no hacia uno mismo o hacia una persona, sino primero que nada es un dolor genuino por haber ofendido a Dios. “Ten piedad de mi, oh Dios, conforme a tus misericordias; conforme a las multitud de tus piedades borra mis rebeliones. Lávame mas y mas de mi maldad, y límpiame de mi pecado. Porque yo reconozco mis rebeliones, y mi pecado esta siempre delante de mi. Contra ti, contra ti he pecado, y he hecho lo malo delante de tus ojos…” (Sal. 51:1-4). Lea también el salmo 38:8.

2. Ser veraz (sincero) en relación a su pecado.   
“Mi pecado te declaré, y no encubrí mi iniquidad. Dije: Confesaré mis transgresiones a Jehová; y tu perdonaste la maldad de mi pecado”, (Sal. 32:5). Lea también 1 Juan 1:9.

3. Apartándonos de nuestros pecados. 
“El que encubre sus pecados no prosperará; mas el que los confiesa y se aparta, alcanzará misericordia”, (Pr. 28:13).

4. Aborreciendo el pecado.
“Has amado la justicia y aborrecido la maldad, por lo cual te ungió Dios…” (He.1:9). “…Y os aborrecéis a vosotros mismos a causa de todos vuestros pecados que cometisteis…” (Ez. 20: 43,44).

5. Pagando las deudas a los acreedores cuando sea posible.
“Entonces Zaqueo, puesto en pie dijo al Señor: He aquí, Señor, la mitad de mis bienes doy a los pobres; y si en algo he defraudado a alguno, se lo devuelvo cuadruplicado”, (Lc. 19:8). Lea también Levítico 6:1-7.

B- LO QUE IMPLICA EL ARREPENTIMIENTO.

1- Tornarse del pecado.
“No seáis como vuestros padres, a los cuales clamaron los primeros profetas, diciendo: Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Volveos ahora de vuestros malos caminos y de vuestras malas obras; y no atendieron, ni me escucharon.”
(Zac. 1:4). Lea también Gálatas 5:19-21 y Efesios 5:5.

2- Tornarse del mundo.
“No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en El.” (1 Jn. 2:15).

3- Tornarse de si mismo.
“Y por todos murió, para que los que viven, ya no vivan para si, sino para aquél que murió y resucitó por ellos.” (2 Cor. 5:15).

4- Tornarse del diablo.
“… Para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de satanás a Dios…” (Hch. 26:18). Lea también Colosenses 1:13.

5- Tornarse a Dios.
“Diles, pues: Así ha dicho Jehová de los ejércitos: volveos a mi, dice Jehová de los ejércitos, y yo me volveré a vosotros, ha dicho Jehová de los ejércitos.” (Zac. 1:3).

6- Tornarse a una vida correcta.
“Ni tampoco presentéis vuestros miembros al pecado como instrumentos de iniquidad, sino presentaos vosotros mismos a Dios como vivos de entre los muertos, y vuestros miembros a Dios como instrumentos de justicia.” (Rom. 6:13).

Ultimos comentarios
  1. levis guzman
  2. stella
  3. Cipriano Otazu Villalba
  4. SOCORRO RIOS R
  5. HERNAN
  6. HERNAN
  7. carmag
  8. gloria patricia villegas
  9. Elias Estrada
  10. franklin rodriguez
  11. sergio moreira
  12. Raul Ismael
  13. Alfredo

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + 9 =