Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

SANIDAD INTERIOR: La puerta del pecado. (20).

                      021.jpg

VII – LA PUERTA DEL PECADO.

A) LO QUE HACE EL PECADO. El pecado no es un simple conflicto, o un acto que depende de la cultura. No es algo para minimizarlo, ya que Cristo tuvo que morir por él. Jesús vertió su sangre para limpiarnos del pecado. El pecado es cualquier transgresión al carácter santo de Dios. Resulta lo opuesto a la santidad de Dios. El pecado constituye el carácter del enemigo.

Dios permitió el pecado para que el hombre pueda elegir pecar o no. La esencia del pecado es la independencia de Dios. Con cada pecado le estamos diciendo a Dios: “Señor, yo me manejo como quiero; yo soy libre e independiente”. Eso fue lo que le dijeron Adán y Eva.

Venir a Cristo es deponer nuestra voluntad, rendirnos a su señorío y decidir vivir como El quiere, según su carácter. Es como dice Pablo, RENUNCIANDO al carácter oculto del pecado.

¿Cuáles son las consecuencias de “permanecer” en una vida de pecado? Veamos algunas:

1- El pecado destruye la vida espiritual. Esto es así, porque de manera deliberada nos colocamos como mentirosos delante de Dios. 1Jn. 1:6. Andar en tinieblas es vivir en pecado. Podemos engañarnos a nosotros mismos, a nuestros familiares, a nuestras iglesias, pero no a Dios. El mira lo profundo del corazón. Si hay pecado en tu corazón que no confesaste, Dios te ve como un mentiroso.

2- Perdemos la comunión con los hermanos. Muchas personas viven peleando. Algunas han tenido problemas en las iglesias, hay personas que no pueden llevarse bien con nadie. Cuidado, si hay un ambiente de discusión constante y peleas, seguro que hay pecado. Cuando hay pecado, no hay comunión entre los hermanos. Empiezan los roces y las peleas, para ocultar el pecado.

3- Perdemos la vivencia del amor de Dios. Podemos sentirnos lejos del amor de Dios (que no valemos, que no servimos). Mucha gente dice: “No siento que Dios me ame, no siento que Dios se interese por mí”. ¿Será que habrá pecado sin confesar?.

Cuando amamos al mundo, es decir, la forma de pensar de esta sociedad, los deseos de este mundo o el orgullo, entonces, perdemos la experiencia gratificante del amor de Dios. Si estás con un pie del otro lado no te asombres si no hay vivencia del amor de Dios. Sin embargo, está accesible la promesa de que quién ama a Dios “permanece en El”.

4- Se produce una atadura espiritual. Dice 1 Juan 3:8-10:

“El que practica el pecado es del diablo, porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo. Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él, y no puede pecar, porque es nacido de Dios. En esto se manifiestan los hijos de Dios, y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia, y que no ama a su hermano, no es de Dios”.

B) LISTADO DE PECADOS.

Cuán fácil nos sería la tarea pastoral si en vez de andar preguntándonos, si esto o aquéllo es pecado, fuésemos al Nuevo Testamento y leyésemos las listas CLARAS de lo que es pecado. Miremos algunas de estas listas y analicemos, brevemente, dichos pecados. Dice 1 Corintios 6:9-11:

“¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios. Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesucristo, y por el Espíritu de nuestro Dios”.

Fornicarios: La palabra “pornia” se refiere a la inmoralidad sexual. Dios es dueño de la sexualidad; el quiere que vivamos honrándolo. Las relaciones prematrimoniales no están aceptadas ante los ojos de Dios. Son pecado sea cual sea la situación. El apóstol Pablo le dice a Timoteo que huya de la fornicación.

El 90% de las parejas cristianas tienen relaciones prematrimoniales. Nos consta, por muchos factores. Al hablar de sexualidad muchas parejas nos confiesan que mantenían relaciones sexuales prematrimoniales. Años atrás, esto comenzaba mas o menos a los 8 meses, o al año. Algunas parejas no tienen penetración pero si juegos eróticos.

Adulterio (ó infidelidad): Esta es una de las crisis mas devastadoras que las parejas pueden enfrentar.

Hay dos tipos de infidelidades:

1- La ocasional: se da por desgaste de la pareja, por no tener sexo, por frialdad y falta de comunicación, entre otros factores. Se busca afuera el cariño que no se encontró adentro. Muchas mujeres compartieron que lo único que querían era sentirse abrazadas y queridas.

Muchos hombres decían que su mujer era una heladera. Por esto, Pablo dice que el hombre no tiene derecho sobre su cuerpo y la mujer tampoco. Es como si les dijese – en otras palabras – que el pene es de los dos, la vagina es de los dos… en un matrimonio cristiano no existe la propiedad privada.

2- Frecuente o estructural: ocurre por problemas de ataduras espirituales que han crecido en el corazón.

Idolatría: En Corinto estaba el templo de Afrodita, la diosa del amor. La idolatría es adorar algo que no es Dios, es darle a algo en nuestra vida, el lugar y tiempo que solo Dios merece.

Afeminados: La palabra en griego se refiere a los prostitutos homosexuales pasivos, mientras que los que se hechan con varones, son homosexuales activos.

Ladrones, avaros: implica robar y cuando no pagamos nuestras deudas, o tomamos lo ajeno. Amor al dinero.

Maldicientes: se refiere a “decir mal de…” y relacionado con todo tipo de chismes, críticas, descalificaciones, etc.

Borrachos: La palabra es “Mezos” que significa beber sin control. La palabra no está contra la bebida en sí, sino contra el perder el control.

En Romanos 1:18-32, Pablo nos denuncia la corrupción normal del hombre en todas las áreas de la vida a causa de prácticas del pecado y de volver la espalda a Dios.

En su descripción encontramos que el hombre sin Cristo posee alteraciones:

1- En relación con su sexualidad: Puro impulso genital desprovisto de sexualidad. “Impureza”, “Pasiones vergonzosas”. (v.24). Homosexualidad masculina y femenina: “hombres con hombres”. (v.27).

2- En relación con su espiritualidad:

Rechazo a lo espiritual: “No glorificaron a Dios”. (v.21).

Idólatras: “Cambiaron… por una imagen”. (v.23).

Falsificadores espirituales: “Cambiaron la verdad de Dios”. (v.25).

Odio hacia Dios. (v.30).

3- En relación con su propio autoconcepto:

Lleno de glorias y honores: “Altivos”. (v.30).

Orgullosos: “Soberbios”. (v.30).

4- En relación con su comunicación:

Falsos en palabras: “Engaño”. (v.29).

Chismosos y burladores de peleas: “Murmuradores y detractores”. (v.30).

Agresivos e irrespetuosos: “Injuriosos”. (v.30).

Falsos en sus promesas: “Desleales”.(v.30).

5- En relación con la autoridad:

Desobedientes a los padres. (v.30).

Desobedientes a Dios. (v.30).

Incapaces de tener y desear una familia. “SIN AFECTO NATURAL”. (v.30).

6- En relación con su impulsividad descontrolada:

Sin capacidad de hacer lo bueno: Maldad. (v.29).

Asesinatos: Homicidios. (v.29).

Buscan dañar a otros: Inclinación al mal. (v.30).

Sin capacidad de tregua y perdón. (v.31).

Próxima entrega: “Actitudes frente al pecado.” (21).

Ultimos comentarios
  1. carmag
  2. edgar
  3. MARINA
  4. Oswaldo Garcia
  5. sebabastian
  6. Nuris Garcia
  7. Ma Leticia Garcia A
  8. claudia
  9. Andres
  10. guillermo
  11. fernando gutierrez perez
  12. Luis Grabiel Arias Soto
  13. alexander virguz venezuela
  14. lucy
  15. Jorge Lenin
  16. Jorge Lenin
  17. Jorge Lenin
  18. Mónica B
  19. claudia jaimes
  20. peter
  21. cristina
  22. Marvin Gonzalez hernandez
  23. admin
  24. Ricardo
  25. Isabel Casasola

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *