Resucítame – Aline Barros

Una canción que llega a lo profundo del alma. Especialmente de aquél que busca mas de Dios y que no se conforma con menos. Su intérprete es muy usada por el Espíritu Santo. Gracias a Dios por cantantes cristianos que se mueven en su unción. A veces no sabemos ver. Pero el mundo ve la diferencia. Y es también una forma poderosa de dar testimonio del verdadero Dios en la persona de Cristo. ¡El continúa haciendo milagros! Solo debemos venir a El y creerle!!

La Actitud alegre de los Niños

Cristo ama a los niños

Sobre la maravillosa experiencia de compartir momentos de convivencia con los niños. Aprendemos de sus actitudes sencillas pero profundas. Sobretodo al ver como cada momento aman y disfrutan lo que hacen. En todo caso para no sobreabundar en palabras, ojalá podamos recuperar esa actitud de los niños hacia la vida. Una actitud de alegría, fe y curiosidad por lo nuevo. Por ello Jesús los puso como ejemplo. Escuchemos su voz.

13 Y le presentaban niños para que los tocase; y los discípulos reprendían a los que los presentaban.
14 Viéndolo Jesús, se indignó, y les dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de Dios. 
15 De cierto os digo, que el que no reciba el reino de Dios como un niño, no entrará en él.
16 Y tomándolos en los brazos, poniendo las manos sobre ellos, los bendecía.  Marcos 10:13-16 

Presiona aquí para ver el pps:    Alma de niño (1)

Cristo ama a los niños

¿Que es Yugo Desigual?

¿Que es Yugo Desigual?

La Biblia nos dice: «No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?» (2 CORINTIOS 6:14).
Esta figura, o ejemplo, es tomado de la ley de Moisés donde se prohibía el poner a trabajar o arar la tierra a un buey junto con un asno. El buey es un animal limpio mientras que el asno no lo es. Sus maneras de caminar, son diferentes y así consecuentemente.

Lo mismo es entre una persona cristiana y uno que no lo es. Nuestras éticas, manera de ver la vida, metas, motivaciones, son diferentes. Y ESTO SIEMPRE VA A TRAER PROBLEMAS.

Se usa mucho esta expresión para aconsejar a los cristianos a que no se casen con personas no cristianas. Hay personas que encuentran esto injusto, y dicen cosas como: pero hay que darle una oportunidad, así también me lo puedo o me la puedo ganar para Cristo. Pero a esas personas se les olvida algo muy importante, esto no es cuestión de opiniones, esto es consejo directo de Dios, y al final en la gran mayoría, casi en todos, el resultado es que mas fácil es para un cristianos volverse mundano que para un mundano volverse cristiano cuando se hace yugo desigual….al final, se sufre mucho.

Dios nos da el consejo para nuestro bien, si no lo oímos, El nos seguirá amando, pero las consecuencias de nuestra desobediencia nos seguirá, y sufriremos.

Pero lo de no hacer yugo desigual no se trata solo del matrimonio, sino de cualquier unión o asociación. Como por ejemplo, el hacer negocios juntos, el poner un restaurante juntos, o cosas similares. Recuerden, vivimos en este mundo, tratamos con personas de este mundo, pero el entrar en una relación de profunda intimidad, debe ser solo con cristianos.

Cuando la Biblia se refiere a Yugo Desigual lo hace en base del carácter moral, no en color, dinero u otras cosas vana. Al carácter moral y espiritual, digo, de una persona que ha «nacido de nuevo» ( vea detenidamente S. Juan 3: 3 y 5; 1:12). Lo que nos hace entender que difícilmente la luz pueda caminar de la mano con las tinieblas. Dios mira el corazón, no lo exterior. Y así nos libra -por la obediencia- de consecuencias que podrían ser nefastas para los buenos planes que El tiene para nosotros (Sal. 1: 1-3).

Una Actividad Decisiva

La lectura y el estudio de la Biblia, representan una actividad decisiva en la vida de todo cristiano. Y como repentinamente lo decidimos en los trabajos que presentamos, es increíble que existan tantos creyentes en las iglesias que no tienen el hábito de leer la Biblia en forma continua y extensa. Creemos que vale la pena llamar la atención sobre ésto, aunque algunos piensen que los artículos son reiterativos.

* Seguramente que el Estudios de las Escrituras no es algo que se pueda demandar masivamente de toda la congregación. Muchos miembros probablemente no tienen el hábito del estudio, y no se los podría poner en la disyuntiva de que considera que tienen la obligación de estudiar. Pero pensamos que tanto sepan leer, representará para todos una bendición inmensa adquirir la costumbre de la lectura extensa. En realidad, si uno comiena a leer de corrido los libros narrativos del Antiguo Testamento, o los Evangelios o Hechos de los Apóstoles, encontrará mucho placer en la lectura, y pronto podrá leer con provecho cualquier libro de la Biblia. Por otra parte, esperamos que en ninguna iglesia faltará un buen grupo de hermanos que se dediquen a la lectura y al estudio en profundidad de la Palabra de Dios, para que sean los que prediquen a todos los creyentes “todo el consejo de Dios”.

* Es que no queremos dejar de acentuar aquí, que así como la lectura y el estudio personal de las Escrituras es importante, escuchar la predicación del mensaje de todas las verdades que incluye el evangelio de Cristo, en el seno de la iglesia, en la comunión de los hermanos, representa una bendición que no se puede reemplazar con ninguna otra actividad. En Efesios 4.11-16 habla de los evangelistas, pastores y maestros que enseñan a la comunidad, para que la iglesia llegue a la madurez, de manera que las actividades de todo el cuerpo, según la actividad propia de cada miembro, reciba su crecimiento para ir edificándose en amor. Hay una riqueza especial en el culto comunitario, en la reunión de los hermanos. Ya lo dice el Salmo: “Allí envía el Señor bendición, y vida eterna”.

* Por supuesto, la única manera de leer y estudiar la Biblia, es con oración “para que, el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de Gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él, alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos”.

* COMPROMISO cristiano no desea ser una revista denominacional. Nuestro propósito es servir a todos los creyentes en Cristo. Como órgano de expresión de la Escuela Bíblica Evangélica, los trabajos que se publican representan el pensamiento de la Institución. Algunas diferencias que puedan aparecer, representan formas particulares de entender las verdades de las Escrituras. De todas las maneras, los autores son responsables de los artículos que firman.

* Con verdadero placer hemos visto reproducidos, en muchas revistas evangélicas iberoamericanas, artículos obtenidos de COMPROMISO cristiano. Repetimos lo dicho en alguna oportunidad anterior: Los trabajos que publicamos pueden ser reproducidos con la expresa condición de que aparezcan íntegramente, con el nombre del autor, citando el origen y enviándonos un ejemplar de la publicación. ¡Gracias!

Fuente: CompromisoCristiano.Com

La Biblia: ¿Dónde está la Verdad?

Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna
sino a Jesucristo, y a éste crucificado.

1 Corintios 2:2.

(Testificando)… acerca del arrepentimiento para con Dios,
y de la fe en nuestro Señor Jesucristo.

Hechos 20:21.

Muchas personas leen la Biblia pero no todos la interpretan de la misma forma. ¿A quién se debe creer? Es una pregunta muy legítima. No equivocarse acerca del mensaje de la Palabra de Dios es primordial. He aquí algunas sugerencias sencillas para no ser engañado:

–El agua de un río es más pura cerca de la fuente que kilómetros más abajo. Asimismo, el mensaje de la Escritura puede ser deformado por todas las interpretaciones que se le dan. De ahí la necesidad de leer la Biblia misma y no aceptar interpretaciones sin buscar primeramente en la fuente.

–Además, Jesucristo dijo que Dios se reveló a los niños. Cada uno puede, pues, hacer un examen muy sencillo: lo que pretenden explicarme de la Biblia, ¿Lo puede comprender un niño o es un mensaje complicado, simbólico, reservado a los expertos?

–Ya que la Palabra afirma ser enteramente inspirada por Dios, preguntémonos si lo que nos dicen nos ayuda a comprender lo que leemos o si sólo se apoya en algunas expresiones aisladas de su contexto.

–Finalmente juzguemos, si en todo lo que se nos enseña, se le da a Jesucristo el primer lugar, tal como lo vemos en la Palabra, pues así es como debe ser.

Leámosla, pues sólo ella transforma la vida y la muerte. Sólo ella libera y da la paz, la fuerza, la felicidad y la esperanza.

Fuente: Amen-amen.net

 

Nunca, Nunca Te Rindas Puedes Llegar Lejos!!!.

 

11:1  Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve

11:2 Porque por ella alcanzaron buen testimonio los antiguos.

11:3 Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.

11:4 Por la fe Abel ofreció a Dios más excelente sacrificio que Caín, por lo cual alcanzó testimonio de que era justo, dando Dios testimonio de sus ofrendas; y muerto, aún habla por ella.

11:5 Por la fe Enoc fue traspuesto para no ver muerte, y no fue hallado, porque lo traspuso Dios; y antes que fuese traspuesto, tuvo testimonio de haber agradado a Dios.

11:6 Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.

 

11:17 Por la fe Abraham, cuando fue probado, ofreció a Isaac; y el que había recibido las promesas ofrecía su unigénito,

11:18 habiéndosele dicho: En Isaac te será llamada descendencia;

11:19 pensando que Dios es poderoso para levantar aun de entre los muertos, de donde, en sentido figurado, también le volvió a recibir.

11:20 Por la fe bendijo Isaac a Jacob y a Esaú respecto a cosas venideras.

11:21 Por la fe Jacob, al morir, bendijo a cada uno de los hijos de José, y adoró apoyado sobre el extremo de su bordón.

 

11:29 Por la fe pasaron el Mar Rojo como por tierra seca; e intentando los egipcios hacer lo mismo, fueron ahogados.

11:30 Por la fe cayeron los muros de Jericó después de rodearlos siete días.

1:31 Por la fe Rahab la ramera no pereció juntamente con los desobedientes, habiendo recibido a los espías en paz.

11:32 ¿Y qué más digo? Porque el tiempo me faltaría contando de Gedeón, de Barac, de Sansón, de Jefté, de David, así como de Samuel y de los profetas;

11:33 que por fe conquistaron reinos, hicieron justicia, alcanzaron promesas, taparon bocas de leones,

11:34 apagaron fuegos impetuosos, evitaron filo de espada, sacaron fuerzas de debilidad, se hicieron fuertes en batallas, pusieron en fuga ejércitos extranjeros.

11:35 Las mujeres recibieron sus muertos mediante resurrección;mas otros fueron atormentados, no aceptando el rescate, a fin de obtener mejor resurrección. Hebreos – La Biblia

Siempre es… POR LA FE… así nunca te rendirás y tu objetivo será tan claro, que al verlo por la fe te sentirás atraído hacia el. ¡¡SOLO POR LA FE!!

Tu Fe Cristiana y tus Modales‏

Es preocupante ver que algunos que profesan ser creyentes no dan mucha
importancia a sus modales. Parecen pensar que no tienen de qué preocupar
por la forma cómo interactúan con los demás, siempre que no violen ningún
mandamiento explícito de las Escrituras.

Pero Pablo dice en 1Cor. 13:5 que “el amor no hace nada indebido”. O como
traduce la Biblia de las Américas: “El amor no se porta indecorosamente”.

Para poder comprender lo que esta frase significa y las ideas que
encierra, debemos considerar la etimología de la palabra que Pablo usa aquí
en el original: aschemonei.

Se trata de una forma verbal compuesta, por un lado del sustantivo schema,
de donde viene nuestra palabra en español “esquema”, antecedida por el
prefijo “a”: a-schema. Al igual que en español , en el gr. se usa el
prefijo “a” para transmitir una idea negativa.

Por ejemplo, si yo digo de alguien que es una persona moral, estoy
diciendo que el individuo se comporta bajo ciertos cánones y normas
moralmente aceptables. Su vida refleja sensibilidad a los patrones morales.

Pero si digo, en cambio, de otra persona que es amoral, lo que significa
es que tal individuo no posee esa sensibilidad moral. O si digo que alguien
está padeciendo de una enfermedad asintomática, ¿qué queremos decir con
esto? Que el individuo está enfermo, pero que no manifiesta ningún síntoma
que revela su enfermedad.

De manera que lo que Pablo está diciendo aquí es que el amor no es
indiferente a, ni actúa en contra de, cierto esquema de conducta, cierto
estándar moral, cierta estructura de comportamiento que es social y
moralmente aceptable.

El amor nunca moverá a un hombre, o a una mujer, o a un joven, o a un
niño, a desafiar las normas morales y sociales, o a ser indiferente hacia
ellas. Otra versión castellana traduce el texto de esta manera: “El amor no
es descortés”. La New King James lo traduce: “El amor no se comporta con
rudeza”. Una versión parafraseada de las Escrituras lo pone en un lenguaje
positivo: “El amor tiene buenas maneras”.

La dificultad para traducir esta palabra es que posee un amplio espectro
de significados. Señala todo aquello que es impropio, indecoroso, que no
encaja, indecente, indelicado, de mal gusto, vergonzoso, bajo, que no es
propio de un hombre o que no es propio de una dama (dependiendo el caso),
algo reprochable, que acarrea una mala reputación, que no es digno, que no
es noble, monstruoso, crudo, rudo, vulgar, desagradable, ofensivo, que está
fuera de sitio.

Todas esas ideas se encuentran encerradas en esta palabra griega. Cuando
Pablo dice aquí que el amor no se comporta en una forma contraria al
esquema de las cosas, ha sido movido por el Espíritu de Dios ha escoger una
palabra, que como dice el comentarista León Morris se trata de un término
general que posee una amplia gama de significados.

El amor que la fe y el evangelio promueven ejerce una influencia tal en el
corazón del creyente que no lo moverá nunca a actuar en una forma impropia
o indecorosa. Nunca lo moverá a pasar por alto o a desafiar abiertamente
los estándares morales, o las reglas de decoro social y de decencia.

El comentarista Richard Lenski dice lo siguiente al respecto: “Cuando el
orgullo infla el corazón, el porte y la conducta impropia le siguen
naturalmente. La falta de tacto lo lleva a olvidar su propio lugar y a
fallar en dar a otros el debido respeto, honor o consideración”.

Es de eso que nos libra el amor, de ese tipo de comportamiento que emana
de un corazón orgulloso y soberbio, que está tan centrado en sí mismo que
no piensa en los demás, porque el amor es humilde.

He aquí, hermanos, el significado de nuestro texto. Un hombre o una mujer,
llenos del Espíritu Santo, tomarán en cuenta aquellas normas, aquella
estructura de comportamiento, que es moral y socialmente aceptable, aquel
patrón de vida que es conforme a la decencia y al decoro.

El amor es la primera manifestación del fruto del Espíritu, de acuerdo a
la enseñanza de Pablo en Gal. 5:22-23, y este amor no hace nada indebido,
no nos saca del esquema, nunca nos moverá a estar fuera de lugar o a actuar
en una forma impropia, indecorosa o indecente.

© Por Sugel Michelén. Todo pensamiento cautivo. Usted puede reproducir y
distribuir este material, siempre que sea sin fines de lucro, sin alterar
su contenido y reconociendo su autor y procedencia.

 

Credulidad e Incredulidad

Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios. (Ro 10:17).

Maldito el varón que confía en el hombre
Bendito el varón que confía en Jehová, y cuya confianza es Jehová. (Jer 17:5,7).

Credulidad e Incredulidad

       En su obra: «Pensamientos», Blaise Pascal escribió: «Los incrédulos son los más crédulos». En su brevedad, esta paradoja expresa una realidad a menudo puesta en evidencia.

Muchos hombres proclamaron su incredulidad en Dios pero no vacilaron en consultar algún astrólogo acerca de su porvenir. En nuestro mundo materialista muchas personas están dispuestas a confiar ciegamente en gurús cuya influencia espiritual a menudo se vuelve la dominación de mentes y cuerpos.

Esta credulidad muchas veces se asocia a una incredulidad profunda en Dios. El hombre prefiere confiar en pensamientos humanos extravagantes antes que en las afirmaciones de Dios. Sin embargo, él se reveló en la Biblia, en la que nos da a conocer sin equívoco nuestro origen, nuestra condición, nuestro porvenir. ¡Aun hizo más! Vino a la tierra en la persona de Jesucristo, Dios hecho hombre, para que el Creador pudiera darse a conocer y que su criatura lo acepte.

El cristiano no confía, pues, en una doctrina, sino en Dios. La fe no es una adhesión más o menos fuerte a un sistema de pensamientos concebido por otro hombre, sino un ancla segura y firme del alma que cree al Dios Salvador y se funda en él, en lo que ha dicho y ha hecho. Vale la pena creer en Dios. Sólo él es infalible y no engaña. 

Fuente: Amen-amen.Net

En la Cruz …

© 2011 Hillsong Church – Video de esta muy bonita cancion de hillsong en español, hablando del sacrificio hecho por Cristo en la Cruz, demostrando asi su amor por nosotros…

Cuando llega la Prueba.‏

Jehová dio, y Jehová quitó; sea el nombre de Jehová bendito.  Job 1:21

Habéis oído de la paciencia de Job, y habéis visto …  que el Señor es muy misericordioso y compasivo. Santiago 5:11

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pocas personas han pasado tan repentinamente de una riqueza inaudita, como era la de Job, a una completa pobreza. En un día perdió a todos sus hijos y toda su fortuna.

Job habría podido acusar a los elementos naturales: el rayo que había matado a sus ovejas y la tempestad que había destruido la casa donde sus hijos se hallaban reunidos. Habría podido maldecir a los saqueadores que destrozaron sus rebaños. ¿Qué consuelo le hubiese dado esto? ¿Qué instrucción habría recibido de ello?

En lugar de esto Job, quien conocía a Dios, discernió inmediatamente su intervención. Sabía que su prosperidad no era sólo el resultado de sus esfuerzos o de circunstancias favorables, sino que todo lo debía a Dios. Asimismo aceptó que Dios, en su soberanía y perfecta sabiduría, le quitara lo que le había dado. “¿Recibiremos de Dios el bien, y el mal no lo recibiremos?”, respondió a su mujer, desesperada por las desdichas que caían sobre ellos (Job 2:10). Y bendijo el nombre del Señor.

Quizá discernimos fácilmente la mano de Dios cuando nuestras condiciones de vida son favorables, pero no cuando el viento ha cambiado. Sepamos reconocer su intervención en cada prueba. Como Job, aceptémosla de parte de Dios quien, con bondad, quiere instruirnos y bendecirnos al final. En medio de la fe cristiana hay esta seguridad: Dios es amor. La recibimos aun a través de las lágrimas, con una dicha profunda y eterna.

Fuente: amen-amen.net

Memorándum

Para: Jesús (Hijo de José y María)
Oficina de la carpintería
25922   Nazaret   Judea.

Apreciado Rabí:
Gracias por enviarnos el “Curriculum Vitae” de los doce hombres que escogió para ocupar posiciones destacadas de jerarquía y gerenciamiento en su nueva empresa.

Todos fueron sometidos a nuestros tests. Realizamos entrevistas personales a cada uno de ellos con nuestro psicólogo y con el encargado de los tests vocacionales, cuyos resultados registramos en nuestras computadoras para eventuales consultas futuras. Recomendamos un minucioso examen individual.

Como parte de nuestros servicios y para su mejor orientación, haremos algunos comentarios generales que resultan de la opinión de nuestro personal, de la misma manera que un auditor hace declaraciones generalizadas sobre sus conclusiones.

Nuestro equipo es de la opinión que a la mayoría de sus escogidos les falta experiencia, estudios y aptitud vocacional para el tipo de emprendimiento que usted se propone. Agregamos que tampoco poseen una deseable noción de equipo para la ejecución de la tarea.

Todos dejan mucho que desear en cuanto al requisito de “cuidados y apariencia personal”. Recomendamos que continúe buscando personas con experiencia gerencial que presenten capacidad comprobada.

Simón Pedro es emocionalmente inestable, sujeto a explosiones intespestivas.
Andrés no posee absolutamente ninguna capacidad de liderazgo.
Los dos hermanos, Santiago y Juan, hijos de Zebedeo ponen su interés personal por encima de la lealtad a la empresa.

Juan es una persona excesivamente humilde, difícilmente logrará demostrar autoridad sobre otras personas.
Lamentamos informar que Mateo forma parte de la lista negra del Departamento de Negocios de Jerusalén.

Santiago, hijo de Alfeo, así como Tadeo, poseen definitivamente, inclinaciones radicales. Ambos poseen una marca elevada en la escala maníaco depresiva.
Tomás demuestra una actitud de duda que podría afectar al espíritu de grupo.

Uno de los candidatos puede demostrar un gran potencial. Es un hombre capacitado y lleno de recursos. Tiene facilidad de comunicación, mente aguzada para los negocios y buena relación entre las personas de clase alta. Está altamente motivado, es ambicioso y responsable. Recomendamos a Judas Iscariote como su administrador y brazo derecho.

Los demás perfiles de personalidad son auto explicatorios.
Le deseamos éxito en su nuevo emprendimiento.
Atentamente.
Consultoría General Jordán
Departamento de Recursos Humanos
26544   Jerusalén   Palestina.

 

 

Los mejores amigos

“Porque si, cuando éramos enemigos de Dios, fuimos reconciliados con él mediante la muerte de suHijo, ¡con cuánta más razón (…) seremos salvados del castigo de Dios por su vida!” (Romanos 5:10).

Nuestra relación con Dios tiene diferentes aspectos: Dios es el Creador y el Hacedor, el Señor y el Maestro, Juez, Redentor, Padre, Salvador y mucho más. Pero la verdad más impactante es que el Dios Todopoderoso, ¡anhela ser nuestro amigo!
En el jardín del Edén vemos la relación ideal de Dios con nosotros: Adán y Eva disfrutaban una amistad íntima con Él. No había rituales, ni ceremonias ni religión: simplemente una relación sencilla y cariñosa entre Dios y las personas que había creado. Sin los estorbos de la culpa o el temor, Adán y Eva se deleitaban en Dios, y Él en ellos.

Dios nos creó para vivir continuamente en su presencia; pero después de la caída esa relación ideal se estropeó. Solo unas pocas personas en el Antiguo Testamento tuvieron el privilegio de la amistad divina. A Moisés y Abraham se les llamó “amigos de Dios”, de David se nos dice que para Dios era “un hombre conformea [su] corazón”, y Job, Enoc y Noé tenían una amistad íntima con Dios. Pero en el Antiguo Testamento el temor de Dios predomina más que la amistad.
Jesús cambió esa situación. Al pagar nuestros pecados en la cruz, el velo del templo –que simbolizaba nuestra separación de Dios– se rasgó de arriba a abajo, como señal de que el acceso directo a Dios estabanuevamente abierto.

A diferencia de los sacerdotes que debían prepararse durante horas antes de reunirse con Él, nosotros ahora podemos acercarnos a Dios en cualquier momento. La Biblia dice que “ahora tenemos la maravillosa alegría del Señor en nuestras vidas, gracias a que Cristo murió por nuestros pecados y nos hizo sus amigos” (Romanos 5:11 – BAD).
La amistad con Dios solo es posible por su gracia y el sacrificio de Jesús: “Dios nos reconcilió, por medio de Cristo nos transformó de enemigos en amigos” (2 Corintios 5:18a -PAR). Un viejo himno dice: “¡Oh, qué amigo nos es Cristo!” pero, en realidad, Dios nos invita a disfrutar su amistad y comunión con las tres personas de la Trinidad: nuestro Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

Jesús dijo: “Ya no los llamo siervos, porque el siervo no está al tanto de lo que hace su amo; los he llamado amigos, porque todo lo que a mi Padre le oí decir se lo he dado a conocer a ustedes” (Juan 15:15). La palabra amigo en este versículo no se refiere a un conocido ocasional, sino a una relación estrecha y de confianza. El mismo término se usa para referirse al padrino del novio en la boda y al círculo de amigos más íntimo y personas de confianza del rey. En las cortes reales, los siervos deben mantener cierta distancia prudente del rey, pero sus amigos íntimos disfrutan de un contacto estrecho, así como de acceso directo al rey y de información confidencial.
Es difícil comprender por qué Dios quiere ser mi amigo íntimo, pero la Biblia declara que “Dios es apasionado con respecto a su relación con nosotros” (Éxodo 34:14 – PAR).

Dios tiene el anhelo intenso de que lo conozcamos íntimamente
En efecto, planificó el universo y estructuró la historia, incluyendo los detalles de nuestra vida, para que pudiésemos ser sus amigos.
Conocer y amar a Dios es nuestro gran privilegio; ser conocido y amado por Él es su mayor placer.
Es difícil imaginar cómo es posible una amistad íntima entre un Dios perfecto, invisible y omnipotente y el ser humano finito y pecador. Sería más fácil de entender una relación entre el Amo y el siervo, o entre el Creador y lo creado, incluso entre el Padre y el hijo. Pero, ¿qué significa que Dios quiera ser mi amigo? Si consideramos las vidas de los amigos de Dios en la Biblia, podemos aprender dos secretos de la amistad con Dios.

Mediante la conversación constante
No será posible desarrollar una relación estrecha con Dios si solo asistimos a la iglesia una vez a la semana, ni tampoco si solo tenemos un rato a solas con Dios. La amistad con Dios se cultiva cuando compartimos todas nuestras vivencias con Él.
Por supuesto que es importante establecer el hábito del devocional diario con Dios, pero Él quiere ser más que una cita en nuestra agenda. Quiere ser incluido en cada actividad, en cada conversación, en cada problema y hasta en cada uno de nuestros pensamientos. Es posible mantener una conversación continua con Él y “a la espera de su respuesta” durante todo el día, al comentarle lo que hacemos o pensamos en ese momento. “Oren sin cesar” (1 Tesalonicenses 5:17), implica conversar con Dios mientras realizamos las compras, conducimos el automóvil, trabajamos o desarrollamos cualquier otra tarea cotidiana.

Existe el concepto erróneo de que “pasar tiempo con Dios” significa estar a solas con Él. Por supuesto,conforme al modelo de Jesús, necesitamos pasar tiempo a solas con Dios, pero eso representa apenas una fracción del tiempo que estamos despiertos. Todo lo que hacemos puede ser “tiempo que pasamos con Dios” si lo invitamos a acompañarnos y somos conscientes de su presencia.
Hay un libro clásico para aprender a desarrollar una conversación constante con Dios: La práctica de la presencia de Dios. Fue escrito en el siglo XVII por el hermano Lawrence, un humilde cocinero en un monasterio francés. Lawrence fue capaz de convertir hasta las tareas domésticas más comunes y serviles, como preparar las comidas y lavar los platos, en actos de alabanza y comunión con el Creador. “La clave de la amistad con Dios –dijo– no es cambiar lo que uno hace, sino cambiar la actitud de uno al hacerlo. Lo que normalmente haces para ti, comienzas a hacerlo para Dios; ya se trate de comer, bañarse, trabajar, descansar o sacar la basura”.

En la actualidad a veces sentimos que tenemos que “distanciarnos” de nuestra rutina diaria para poder adorar a Dios, pero eso se debe a que no hemos aprendido a practicar su presencia todo el tiempo. A Lawrence le resultaba fácil adorar a Dios mientras desarrollaba las tareas comunes de la vida; no tenía que viajar para asistir a retiros espirituales especiales.
Otra de las ideas útiles de Lawrence era pronunciar oraciones más cortas y conversacionales continuamente durante el día, en vez de establecer sesiones largas y oraciones complejas. Para mantener la concentración y evitar la distracción, aconsejaba: “Sugiero que no usen muchas palabras cuando oren, porque los discursos largos son propicios para la distracción”. En estos tiempos de falta de atención, esta sugerencia de hace cuatrocientos cincuenta años es de particular relevancia: que las oraciones sean sencillas.

La Biblia nos dice que debemos “orar todo el tiempo” (1 Tesalonicenses 5:17 – PAR). ¿Cómo es posible hacer eso? Una manera es usar “oraciones de aliento” durante todo el día, como lo han venido haciendo muchos cristianos desde hace siglos. Puedes elegir una afirmación o frase sencilla para repetírsela a Jesús en un aliento: “Tú estás conmigo”. “Acepto tu gracia”. “Cuento contigo”. “Quiero conocerte”. “Pertenezco a ti”. “Ayúdame a confiar en ti”. También puedes usar pasajes cortos de las Escrituras: “Para mí el vivir es Cristo”. “Nunca me abandonarás”. “Tú eres mi Dios”. Óralas tan seguido como sea posible para que se graben a fondo en tu corazón. Solo asegúrate de que tu intención sea honrar a Dios, nunca controlarlo.
Practicar la presencia de Dios es una destreza, un hábito que puede desarrollarse.
Así como los músicos practican escalas todos los días para tocar melodías hermosas con desenvoltura, debes obligarte a pensar en Dios varias veces al día. Debes entrenar tu mente para recordar a Dios.

Al principio necesitarás crear notas para traer regularmente a la memoria la conciencia de que Dios está a tu lado en ese instante. Comienza colocando notas visuales a tu alrededor. Podrías escribir un cartelito así: “Dios está conmigo y de mi lado ¡en este mismo instante!” Los monjes benedictinos recuerdan que deben hacer una pausa y rezar “la oración horaria” con las campanadas del reloj. Si tienes uno o un teléfono celular con alarma, podrías hacer lo mismo. Algunas veces sentirás la presencia de Dios; otras, no.
Si buscas experimentar la presencia de Dios en todo esto, no has entendido nada. No alabamos a Dios para sentirnos bien, sino para hacer el bien. Nuestra meta no es tener una sensación, sino conciencia continua de la realidad de que Dios está siempre presente. Ese es el estilo de vida de adoración.

Mediante la meditación continua
La segunda manera de consolidar una amistad con Dios es pensar en su Palabra durante el día. Eso se llama meditación, y la Biblia repetidas veces nos exhorta a meditar en quién es Dios, lo que ha hecho y lo que ha dicho.
Es imposible ser amigos de Dios si no sabemos lo que dice. No podemos amar a Dios si no lo conocemos, y no podemos conocerlo si no conocemos su Palabra. Ella dice que Dios “se revelaba a Samuel y le comunicaba su palabra” (1 Samuel 3:21).
Si bien no podemos pasarnos veinticuatro horas estudiando la Biblia, podemos pensar en ella durante el día, recordar versículos que hemos leído o memorizado, y reflexionar en ellos.

A veces se cree que la meditación es un ritual difícil y misterioso, practicado por místicos o monjes en aislamiento. Sin embargo, meditar es simplemente pensar con concentración: algo que cualquiera puede aprender y usar en cualquier lado.
Cuando le damos vuelta en la cabeza a un problema, decimos que tenemos una preocupación. Cuando piensas en la Palabra de Dios y le das vuelta en tu cabeza, llamamos a eso meditación. Si sabes cómo preocuparte, ¡ya sabes cómo meditar! En vez de pensar con insistencia en tus problemas, necesitas vincular la atención en tus problemas con versículos bíblicos. Cuanto más medites en la Palabra de Dios, tendrás menos de qué preocuparte.

Los amigos se cuentan sus secretos, y Dios te transmitirá sus secretos si desarrollas el hábito de reflexionar en su Palabra durante el día. Dios le contaba a Abraham sus secretos; hizo lo mismo con Daniel, Pablo, los discípulos y otros amigos.

Al leer la Biblia y escuchar un sermón o una grabación, no olvides lo que escuchaste cuando te vayas. Desarrolla la práctica de repasar la verdad en tu mente, reflexiona sobre lo que has leído o escuchado, dale vuelta en la cabeza. Cuanto más tiempo dediques a repasar lo que Dios dijo, más entenderás los “secretos” de esta vida que pasan inadvertidos para muchas personas. La Biblia afirma: “Ser amigos de Dios es privilegio de quienes lo reverencian; solo con ellos comparte él los secretos de sus promesas” (Salmos 25:14 – BAD).

No esperes hasta mañana. Comienza hoy mismo a practicar una conversación constante con Dios y la meditación continua en su Palabra. La oración nos permite hablar con Dios; la meditación permite que Él nos hable. Ambas son esenciales para ser amigos de Dios.

Tomado del libro: “Una vida con propósito” de Rick Warren, Editorial Vida.

 

 

Devocional: Encuentro con el Padre …


Recuerdo que mis maestros de escuela dominical constantemente insistían en la necesidad del “devocional diario”. En ese entonces el alumno utilizaba un manual en donde figuraban versículos para leer cada día de la semana y alguna pregunta que debíamos contestar evidenciando nuestra lectura. Todos los domingos me prometía a mí misma que esa semana haría cada día mi tarea pero al llegar la próxima clase, fastidiosamente comprobaba los espacios en blanco. Rápidamente leía los versículos y contestaba las preguntas. ¡Qué alivio… la tarea estaba cumplida! Pero, íntimamente, sabía que el propósito de ésta era otro, no simplemente llenar un espacio en blanco.

Fui creciendo y aumentaron las responsabilidades, los problemas y las distracciones. Continuaba escuchando en la iglesia sobre la importancia del “devocional diario”. Entonces comenzó mi lucha. Por un lado intuia que mis maestros tenían razón: era importante apartar un momento del día para la lectura y la oración. Por otro lado, ¡qué difícil ser constante y hacerlo todos los días! Había épocas en que lo llevaba a cabo con éxito, pero también estaban esos períodos en que la lectura se tornaba tediosa e insípida hasta que finalmente era abandonada.

Pasaron los años y el hábito del tan cuestionado devocional se fue desarrollando en mí. ¡Por fin lo había logrado! Pero llegó un momento en que me di cuenta que este devocional no me satisfacía plenamente y sospechaba que debía existir “algo” más. A mi alrededor veía algunos cristianos que estaban rebosantes de vida, de salud espiritual y yo, en cambio, sentía estancamiento, monotonía. Le pedí ayuda al Señor en este aspecto y continué con mi hábito.

Al poco tiempo, por el susurro del Espíritu, llegué a darme cuenta por qué mi devocional me dejaba insatisfecha. La lectura mecánica de la Palabra y una rápida oración no alcanzaban a nutrirme para llevar a cabo mis crecientes responsabilidades y contestar los numerosos interrogantes que la vida me presentaba. Fue entonces que comprendí que lo que yo necesitaba (y lo que Dios deseaba) era un encuentro, un encuentro con mi Creador, con mi Padre, con mi Salvador, con mi Señor, con mi Amigo, con mi Consejero, con mi Consolador, con mi Dios.

Adquirí conciencia de que cada día Dios me estaba esperando para tener una cita conmigo, para hablarme, para escucharme, para darme su amor. ¡Qué diferente fue todo! La lectura mecánica y a veces tediosa dio lugar a un “escuchar” a Dios. Él quería hablarme, enseñarme, alimentarme a través de su Palabra. La Biblia comenzó a ser como una mesa llena de suculentos manjares que satisfacían mis inquietudes y mis necesidades. La oración rápida y pedigüeña dio lugar a un “abrir” mi corazón ante el Padre, entregarle mis preocupaciones, mis preguntas, mis temores. Y así, el devocional, dejó de ser un hábito para transformarse en una necesidad, necesidad que si no se satisface deja una sensación de vacío e incertidumbre. Comprendí que en medio de las crisis que se precipitan sobre nuestrasvidas al ser arrastrados por la vertiginosa carrera de cada día, el momento que apartamos para estar quietos junto a Dios, en una actitud de apertura y entrega, es una fuente de vida, de salud, de nuevas fuerzas, de paz, de perdón, de humildad, de gozo, de esperanza.

Aún continúo rodeada de distracciones, de problemas, de responsabilidades que parecen aumentar cada día y aún continúo en la lucha constante a fin de que este momento de encuentro sea siempre una cita con el Padre y no decaiga nuevamente en un devocional mecánico y rutinario. No es fácil, pero el Señor, que cada día nos está esperando paciente y amoroso para brindarnos sus abundantes riquezas, desea ayudarnos.

Doy gracias a Dios por mis maestros que me inculcaron la importancia de esta disciplina y es mi deseo que nosotros también sepamos transmitir esta valiosa herencia a los que vienen detrás de nosotros.

Fuente: Compromiso Cristiano

 

Inspiración para Hoy: Si Siento Ganas o No

Una declaración de cambio personal – una decisión para no permitir que su corazón controle su mente. ¿Esperara hasta que sienta ganas de hacer lo que tiene que hacer, o lo hará de todas formas? Consejo: Vea este video varias veces hasta que este mensaje sea su creencia. Y por sobretodo creyendo en que la palabra de Dios obra poderosamente en nosotros. Recuerda: Que si te tomas la decisión de servir a Cristo…¡Todo lo puedes en Cristo que te fortalece! (Fil 4:13). ¡Que tengas un día de victoria!

¿QUE SUCEDE AL MOMENTO DE MORIR?‏

ELISABETH KÜBLER – ROSS (Zúrich, 1926 – Scottsdale, Arizona, 2004) Psiquiatra suizo – estadounidense, uno de los mayores expertos mundiales en el tema de la muerte).

En este caso nos brinda una reflexión verdaderamente profesional sobre un tema que a veces suele ser tan conflictivo. Pero que a su vez nos invita a mirar mas allá de lo temporal. Este pp.s da un punto de vista a través de muchas experiencias, sin negar la fe, y lo importante que se identifica con la Palabra de Dios y las promesas de las moradas celestiales, según Jesús nos ha prometido (San Juan 14:1-4).

Lo maravilloso de la esperanza cristiana es el alcance profundo que la fe produce en nuestro interior, de esa convicción en que nos reencontraremos con las personas que amamos si ellos partieron en Cristo. A su vez, la expectativa de saber que mientras viajamos hacia allá ellos nos recibirán a nuestra llegada. ¡Gloria a Dios por su don inefable!

Click aquí para ver: [102]Elis¿QUE SUCEDE…

¡DIOS SABE QUÉ ES LO MEJOR PARA NOSOTROS!

 

 

 

 

 

 

 

¡DIOS SABE QUÉ ES LO MEJOR PARA NOSOTROS!

Por David Wilkerson

(May 19, 1931 – April 27, 2011)

Hay tiempos cuando Dios nos quita ciertas cosas y otros, cuando oramos por cosas que pensamos necesitar y Dios no nos

lasconcede. Sin embargo, …Jehová conoce el camino de los justos…” (Salmo 1:6).

¡Un día las acciones de Dios nos mostrarán que todo fue para nuestro beneficio y el de Su Reino!

La verdadera satisfacción en la vida proviene de estar en la perfecta voluntad de Dios, haciendo Su obra, viviendo conforme a Su

propósito. Pero muchos de nosotros estamos convencidos de saber lo que necesitamos para sentirnos plenos y felices. Y, en la

mayoría de los casos, ¡lo que creemos que es lo mejor para nosotros nos conduce a la ruina! Nunca en la historia de la humanidad,

Dios le ha quitado algo a uno de Sus hijos sin darle algo mejor, más bello, y con mayores satisfacciones.

Lo que Dios tiene para nosotros no debe causarnos temor. ¡Él no solamente sabe qué es lo mejor para nosotros sino que Él quiere

que tengamos lo mejor!

Si verdaderamente creemos esto, ¡descanso, paz y gozo vendrán a nosotros! No nos afligiremos al dejar ir ciertas cosas, ¡sabremos

que hemos sido hecho libres de ataduras! Diremos, “Señor, si tú me has quitado esto significa que tienes algo mucho mejor para mi.

Así que te lo doy- ¡lo puedes tener!”

Amado, ¡nosotros necesitamos decansar en la mano amorosa de nuestro Padre! Debemos llegar al grado de confianza que nos permita

decir, “Yo tengo un Padre amoroso que desea lo mejor para mi. Él lo sabe todo!” ¿Cómo llegó Job a un lugar de reposo? Él se persuadió

a sí mismo de que Dios sabía lo que estaba haciendo y que todo estaba bajo control. Job dijo “Mas él conoce mi camino: si me prueba,

saldré como el oro.” (Job 23:10).

Muchos cristianos ven a Dios obrar en sus vidas y aún se preguntan, “¿Qué pasa si todo se derrumba? ¿Qué pasa si yo hago algo mal

y Dios se enoja o impacienta conmigo? ¿Acaso todas Sus promesas se alejarán de mi? ¿Acaso debo prepararme para algo inferior a su

perfecto plan?” No- ¡nunca! Si su corazón es recto delante de Dios, si usted continúa acudiendo a Él y buscándole con todo su

corazón, ¡nada cambiará los planes de Dios hacia usted!

 

¿Cuál es el Modelo para la Pareja de Hoy?

¿Cuál es el Modelo para la Pareja de Hoy?

(Jesús dijo:) «… pero al principio de la creación, varón y hembra los hizo Dios.

Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer,» Marcos 10:6,7

Desconfiemos de ciertas afirmaciones seductoras, tales como la de un filósofo moderno: «Hemos pasado de un exceso a otro. Primerexceso, la pareja monógama, fiel, que vive junta, procrea, construye una familia de por vida; construcción duradera. Segundo exceso, el deseo de empezar por el fin, obtener todo y enseguida, sin construir, y la pulverización de toda la historia desde la primera dificultad; construcción temporal».

Y el autor propone buscar un tercer modelo. Cuando leemos la Biblia descubrimos que el primer modelo, calificado de exceso por el autor, es el que Dios quiso para la unión de un hombre y una mujer. El matrimonio es una institución creada por el Dios de amor, quien estableció planes realistas para la felicidad de su criatura.

El matrimonio bíblico es un enlace voluntario, basado no en una pasión fugitiva sino en un amor responsable, desarrollado, que respeta al otro y lo cuida, aceptándolo tal como es. Algunos dirán: ¡Imposible realizar esto hoy en día, en una sociedad profundamente individualista y apasionada por la libertad a cualquier precio! Sin embargo, ¡cuántos sufrimientos y desórdenes serían evitados si los hombres y las mujeres de hoy pusieran su confianza en Dios! Porque lo que está en juego con tal confianza en Dios y en su Hijo Jesucristo es primeramente la felicidad eterna, pero también la felicidad terrenal en el matrimonio. Con Su ayuda, el proyecto de Dios para su criatura es realista y realizable.

Fuente: www.amen-amen.net

El Diablo: ¿Mito o Realidad ?


 

 

 

 

 

 

«En otro tiempo erais tinieblas,
mas ahora sois luz en el Señor;
andad como hijos de luz.»

Efesios 5:8.

El Diablo: ¿Mito o Realidad ?
para  ESCUCHAR haga clic aquí

En una revista se podía leer un sondeo de opinión titulado: «Dios en baja, el diablo en alza». A continuación había un artículo que evocaba la descristianización y el entusiasmo por las manifestaciones ocultas, sortilegios, brujería por medio de libros, películas o fiestas.

Si el diablo fuese simplemente un hombrecillo con cuernos, resultado de la imaginería de la Edad Media, y si los brujos y brujas fueran sólo personajes inventados para hacer estremecer a los niños, no sería realmente peligroso. Pero no es así, pues la Palabra de Dios nunca presenta a Satanás como un personaje inofensivo, sino como una personalidad espiritual viva, temible y peligrosa. Como criatura de Dios ocupaba una posición elevada. Su orgullo ocasionó su caída (Ezequiel 28:12-19).

Jefe de un ejército de ángeles, caídos como él, hoy sigue oponiéndose a Dios, buscando seducir a los hombres para impedir que respondan a los llamados de la gracia. Pero fue vencido por Jesucristo en la cruz. Mediante su resurrección, el Señor Jesús demostró que era más fuerte que la muerte y que el diablo, quien tenía el poder sobre ella (Hebreos 2:14).

Satanás fue juzgado y condenado por la muerte de Cristo en la cruz, pero ahora, antes de ser capturado y definitivamente imposibilitado para hacer daño (Apocalipsis 20:10), se encarniza arrastrando hacia la muerte eterna a cuantas almas le sea posible. Sigue tratando de trivializar su existencia y sus temibles poderes para engañar y seducir con más facilidad. ¡No caigamos en su trampa!

Fuente: www.amen-amen.net


Momento en su presencia:Hillsong – Eres mi fortaleza

Tu éres Señor

Mi fortaleza

Como ninguna

Vives en mí

 

Tu éres Señor

Mi esperanza

Como ninguna

Vives en mí

 

Gracia que me levantó

Nombre que me restauró

Has sido fiel

Has sido fiel

 

Perfecto amor

Inagotable

Incomparable

Vives en mí

 

//Gracia que me levantó

Nombre que me restauró

Has sido fiel

Has sido fiel//

 

Tu amor Señor

Llega hasta los cielos

Tu fidelidad

Nunca fallará

 

27:4 Una cosa he demandado a Jehová, ésta buscaré;
Que esté yo en la casa de Jehová todos los días de mi vida,
Para contemplar la hermosura de Jehová, y para inquirir en su templo.


27:5 Porque él me esconderá en su tabernáculo en el día del mal;
Me ocultará en lo reservado de su morada;
Sobre una roca me pondrá en alto.


27:6 Luego levantará mi cabeza sobre mis enemigos que me rodean,
Y yo sacrificaré en su tabernáculo sacrificios de júbilo;
Cantaré y entonaré alabanzas a Jehová. Salmo 27: 4-6

 

La Pequeña Pantalla

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Así que no nos fijamos en lo visible sino en lo invisible, ya que lo que se ve es pasajero, mientras que lo que no se ve es eterno. (2 Co 4:18 NVI).

El término «pequeño» califica el tamaño de un objeto, pero también puede designar algo de poca importancia. Aunque es un objeto pequeño, ¿Qué lugar esencial ocupa la pequeña pantalla en nuestra sociedad? Pequeña, ¿Dice usted?, pero gigantesco en el impacto que ejerce hoy.

Desde la infancia no se concibe más vivir sin televisión. Incluso los hogares más modestos no se imaginan arreglárselas sin ella. La pequeña pantalla capta la información de todo el mundo para cautivar al mundo entero. Diariamente y durante horas la pequeña pantalla acapara los ojos, los oídos y los pensamientos de millones de nuestros contemporáneos en el planeta.

Creyente o no, cada uno dará cuenta a Dios del empleo del tiempo que Él le otorgó. Sin duda queremos mirar sólo «buenas emisiones». No obstante, seamos bien conscientes de que además del tiempo que pasamos en mirarlas, ellas influyen en nuestros pensamientos.

Apaguemos nuestra TV y coloquémonos delante de Dios. Abramos su Palabra y dejémonos penetrar por sus pensamientos. Cristianos, vayamos a lo esencial. Tomémonos el tiempo para orar; no sólo unos minutos a la carrera, sino seriamente y con perseverancia, porque Dios escucha. Tal actitud tendrá consecuencias felices y eternas para nosotros.

¡Cuántas personas, absorbidas por la televisión, han entrado en la eternidad sin que la pequeña pantalla les haya dejado el tiempo de pensar en su eterno porvenir!

Fuente: La Buena Semilla