Crece en la gracia. Quizá si sea la gracia la cualidad distintiva del evangelio.