CHINA.- El trabajo de evangelismo está dando sus frutos en la región del Tibet.