Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

Claves b铆blicas para derrotar la tentaci贸n

Claves b铆blicas para derrotar la tentaci贸n: temas escogidos

鈥淗uye de las cosas que suelen provocar malos pensamientos (鈥) y ap茅gate a lo que provoque en ti
el deseo de hacer el bien鈥 (2 Timoteo 2:22, BAD)

A veces puedes sentir que una tentaci贸n es demasiado insoportable, pero eso es mentira de Satan谩s. Dios ha prometido que nunca permitir谩 que haya m谩s sobre ti que lo que te pone dentro para vencerla. 脡l no te permitir谩 ninguna tentaci贸n que no puedas superar.
Sin embargo, tambi茅n debes hacer tu parte practicando cuatro claves b铆blicas para derrotar la tentaci贸n.

Vuelve a concentrar tu atenci贸n en algo diferente
Te sorprender谩 saber que en ninguna parte de la Biblia se nos dice que debemos 鈥渞esistir la tentaci贸n鈥. Se nos dice que 鈥渞esistamos al diablo鈥, pero eso es muy distinto, como explicar茅 m谩s adelante.
En cambio, se nos aconseja que volvamos a enfocar nuestra atenci贸n, porque resistir un pensamiento no resulta. Solo intensifica nuestro enfoque en lo malo y fortalece su fascinaci贸n. Perm铆teme explicarte.
Cada vez que intentas bloquear un pensamiento en tu mente, lo grabas m谩s profundo en tu memoria. Cuando lo resistes, en realidad lo refuerzas.
Esto resulta especialmente cierto en el caso de la tentaci贸n. No la derrotas si luchas contra los sentimientos que te produce. Cuanto m谩s luchas contra un sentimiento, tanto m谩s este te consume y controla. Realmente lo fortaleces cada vez que piensas en 茅l.
Dado que la tentaci贸n siempre empieza con un pensamiento, la manera m谩s r谩pida para neutralizar su fascinaci贸n es concentrarte en otra cosa.
No luches contra ese pensamiento, simplemente cambia el cauce de tu mente y procura interesarte en otra idea. Este es el primer paso para derrotar la tentaci贸n.
La batalla contra el pecado se gana o se pierde en la mente. Cualquier cosa que atrape tu atenci贸n te atrapar谩 a ti. Por eso Job dijo: 鈥淗ice un pacto con mis ojos para no mirar con lujuria a ninguna mujer joven鈥 (Job 31:1, BAD). Y el salmista or贸: 鈥淕u谩rdame de prestar atenci贸n a lo que no tiene valor鈥 (Salmos 119:3a, PAR).

驴Alguna vez viste un anuncio comercial en la televisi贸n que promocionaba una comida y de repente sentiste hambre? 驴Has o铆do toser a una persona alguna vez e inmediatamente sientes la necesidad de aclarar tu garganta? 驴Alguna vez viste a una persona que abre la boca en un gran bostezo, y enseguida sentiste ganas de bostezar tambi茅n? (隆Es posible que est茅s bostezando ahora mismo mientras est谩s leyendo esto!) Ese es el poder de la sugesti贸n. En forma natural nos acercamos a cualquier cosa en la que nos concentremos. Cuanto m谩s pienses en algo, tanto m谩s fuerte te retendr谩.
La tentaci贸n empieza por captar tu atenci贸n. Lo que capta tu atenci贸n estimula tu deseo. Despu茅s tus deseos activan tu conducta, y act煤as con base en lo que sentiste. Cuanto m谩s te concentres en 鈥淣o quiero hacer esto鈥, tanto m谩s fuerte te atraer谩 hacia su red.
Hacer caso omiso de una tentaci贸n es m谩s eficaz que luchar contra ella. En cuanto tu mente est谩 en otra cosa, la tentaci贸n pierde su poder. As铆 que, cuando la tentaci贸n te llame por tel茅fono, no discutas con ella, 隆simplemente cuelga!

A veces esto significa dejar f铆sicamente una situaci贸n tentadora. Hay ocasiones en que lo correcto es huir. Lev谩ntate y apaga la televisi贸n. Al茅jate de un grupo que cuenta chismes. Abandona el cine en medio de la pel铆cula. Para que las abejas no te piquen, qu茅date lejos del enjambre. Haz lo que sea necesario para concentrarte en otra cosa.
Desde el punto de vista espiritual, nuestra mente es el 贸rgano m谩s vulnerable. Para reducir la tentaci贸n mant茅n tu mente ocupada con la Palabra de Dios y otros pensamientos buenos. Los pensamientos malos se derrotan al pensar en algo mejor. Este es el principio del reemplazo. Vence el mal con el bien. Satan谩s no puede llamarnos la atenci贸n cuando nuestra mente est谩 preocupada con otra cosa.
Por eso la Biblia nos aconseja repetidas veces que mantengamos nuestras mentes enfocadas: 鈥淐onsideren a Jes煤s鈥 (Hebreos 3:1). 鈥淪iempre piensen en Jesucristo鈥 (2 Timoteo 2:8 鈥 PAR). 鈥淟lenen sus mentes de las cosas que son buenas y que merecen alabanza: cosas que son verdaderas, nobles, correctas, puras, encantadoras y honorables鈥 (Filipenses 4:8 鈥 PAR).
Si realmente quieres derrotar la tentaci贸n, debes organizar tu mente y monitorear tu consumo de los medios de informaci贸n. No permitas que la basura entre a tu mente indiscriminadamente. S茅 selectivo. Escoge con cuidado en qu茅 cosas vas a pensar. Esto requiere una vida de pr谩ctica, pero con la ayuda del Esp铆ritu Santo puedes reprogramar tu manera de pensar.

Revela tu lucha a un amigo consagrado o a un grupo de apoyo
No tienes que hacer p煤blica tu tentaci贸n al mundo entero, pero necesitas contar con por lo menos una persona a quien expresarle con sinceridad tus luchas. La Biblia dice: 鈥淓s mejor que tengas un amigo, a que est茅s completamente solo (鈥) Si caes, tu amigo puede ayudarte. Pero si caes sin tener un amigo cercano, est谩s realmente en problemas鈥 (Eclesiast茅s 4:9贸10 鈥 PAR).
Aclaremos esto: Si est谩s perdiendo la batalla contra un persistente y mal h谩bito, una adicci贸n o una tentaci贸n, y est谩s atrapado en un c铆rculo vicioso de buenas intenciones, fracaso y culpa, 隆no te mejorar谩s por ti mismo! Necesitas ayuda de otras personas. Algunas tentaciones solo se superan con la ayuda de un compa帽ero que ora por ti, te anima y te ayuda a asumir tu responsabilidad.
El plan de Dios para tu crecimiento y libertad incluye a otros cristianos. La comuni贸n aut茅ntica y sincera es el ant铆doto en la lucha solitaria contra los pecados dif铆ciles de abandonar. Dios dice que esta es la 煤nica manera para lograr liberarse: 鈥淐onfi茅sense unos a otros sus pecados y oren unos por otros, para que sean sanados鈥 (Santiago 5:16).
驴Realmente quieres ser sanado de esa tentaci贸n que sigue derrot谩ndote de continuo? La soluci贸n de Dios es muy clara: 隆No la reprimas, confi茅sala! 隆No la ocultes, manifi茅stala! La revelaci贸n de tu sentimiento es el principio de la sanidad.

Resiste al diablo
Despu茅s de humillarnos y de ponernos en manos de Dios, debemos desafiar al diablo. El resto de Santiago 4:7 dice: 鈥淩esistid al diablo y huir谩 de vosotros鈥. No renunciamos pasivamente a sus ataques. Debemos enfrentarlo y luchar.
El Nuevo Testamento describe a menudo la vida cristiana como una batalla espiritual contra las fuerzas malignas, y usa t茅rminos de guerra como pelear, conquistar, luchar y vencer. A menudo los cristianos somos comparados con soldados que ocupan territorio enemigo.
驴C贸mo podemos resistir al diablo? Pablo nos dice: 鈥淨ue la salvaci贸n sea el casco que proteja su cabeza, y que la palabra de Dios sea la espada que les da el Esp铆ritu Santo鈥 (Efesios 6:17, Dhh). El primer paso es recibir la salvaci贸n de Dios. No ser谩s capaz de decirle nada al diablo a menos que le hayas dicho que s铆 a Cristo.
Sin Cristo estamos indefensos contra el diablo, pero Dios protege nuestras mentes con 鈥渆l casco de la salvaci贸n鈥. Recuerda esto: si eres creyente Satan谩s no puede obligarte a hacer nada; solo puede darte sugerencias.

Segundo, debes usar la Palabra de Dios como tu arma contra Satan谩s. Jes煤s nos dej贸 su ejemplo: el diablo lo tent贸 en el desierto. Cada vez que Satan谩s suger铆a una tentaci贸n, Jes煤s se opon铆a citando las Escrituras. 脡l no discuti贸 con Satan谩s. No dijo: 鈥淵o no tengo hambre鈥, cuando el diablo lo tent贸 para que usara su poder para satisfacer una necesidad personal. Simplemente cit贸 las Escrituras de memoria. Nosotros debemos hacer lo mismo. Hay poder en la Palabra de Dios, y Satan谩s le tiene miedo.
Nunca trates de discutir con el diablo. 脡l discute mejor que t煤, porque ha tenido miles de a帽os para practicar. No puedes enga帽ar a Satan谩s con la l贸gica o con tu opini贸n, pero s铆 puedes usar el arma que lo hace temblar: la verdad de Dios. Por eso la memorizaci贸n de las Escrituras es absolutamente esencial para derrotar la tentaci贸n. Tienes acceso r谩pido a ella en cuanto eres tentado. Al igual que Jes煤s, tienes la verdad guardada en tu coraz贸n, pronta para ser recordada.
隆Si no has memorizado ning煤n vers铆culo de la Biblia, tu arma est谩 descargada! As铆 que te desaf铆o a memorizar un vers铆culo por semana de ahora en adelante. Imag铆nate cu谩nto m谩s fuerte llegar谩s a ser.

Perc谩tate de tu vulnerabilidad
Dios nos advierte: Nunca debemos ser arrogantes ni confiados en exceso; esto es la receta para el desastre. Jerem铆as dijo: 鈥淣ada hay tan enga帽oso como el coraz贸n. No tiene remedio鈥 (Jerem铆as 17:9). Eso significa que somos buenos para enga帽arnos a nosotros mismos. Dadas las circunstancias correctas, cualquiera es capaz de cometer pecado. Nunca debemos bajar la guardia ni pensar que la tentaci贸n no puede alcanzarnos.
No te coloques descuidadamente en situaciones tentadoras. Ev铆talas. Recuerda que es m谩s f谩cil huir de la tentaci贸n que salir de ella.
La Biblia dice: 鈥淣o sean tan ingenuos ni tengan tanta confianza en s铆 mismos. Ustedes no est谩n eximidos. Podr铆an tropezar y caer de plano tan f谩cilmente como cualquier otra persona. Olv铆dense de la confianza en s铆 mismos; es in煤til. Cultiven la confianza en Dios鈥 (1 Corintios 10:12 鈥 PAR).

Tomado del libro: 鈥淯na vida con prop贸sito鈥, de Rick Warren, Editorial Vida.

Ultimos comentarios
  1. Jose R Toledo
  2. hno juan ondo
  3. CLaudia jaimes
  4. hermano max
  5. Mario Miguel Orellana
  6. Mario Miguel Orellana
  7. LISANDRO VALETA LOPEZ

Dejar comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos necesarios est谩n marcados *