SIGUE TOCANDO…

cd715f147_a.jpg

 

Deseando dar ánimo a su joven hijo para que progresara en el piano, una madre llevó a su pequeño a un concierto de Paderewski. Después de sentarse, la madre vio a una amiga en la platea y fue a saludarla. El pequeño cansado de esperar, se levantó y comenzó a recorrer el lugar hasta que llegó a una puerta donde estaba escrito “PROHIBIDA LA ENTRADA”.

 

Cuando las luces se apagaron y el concierto estaba a punto de empezar, la madre regresó a su lugar y descubrió que su hijo no estaba allí…

 

De repente, las cortinas se abrieron y las luces cayeron sobre un impresionante piano Steinwey en el centro del escenario… horrorizada, vió a su hijo sentado inocentemente al teclado, tocando las notas de “Mambrú se fue a la guerra”.

 

En aquel momento, el gran maestro hizo su entrada, rápidamente fue al piano y susurro al oído del niño, “No pares, continúa tocando”.

 

Entonces, Paderewski extendió su mano izquierda y empezó a llenar la parte del bajo, luego puso su mano derecha por el otro lado del niño y agregó un bello arreglo de melodía. Juntos, el viejo maestro y el joven aprendiz, transformaron una situación embarazosa en una maravillosamente creativa. El público emocionado, aplaudió puesto en pie.

 

Así son las cosas cuando confiamos en Dios. Lo que podemos conseguir por nuestra cuenta, no es exactamente una música graciosamente fluida. Pero, con las manos del Maestro, las obras de nuestras vidas pueden ser verdaderamente maravillosas.

 

La próxima vez que te decidas a realizar grandes hechos, escucha atentamente… Podrás oír la voz del Maestro, susurrando en tu oído. “No pares, continúa tocando”.

 

Siente sus brazos amorosos a tu alrededor. Siente que sus fuertes manos te están acompañando en el concierto de tu vida.

 

Dios no llama a aquellos que son capacitados. El capacita a aquellos que son llamados”.

 

El que alguien toque tu vida, es un privilegio.

 

Tocar la vida de alguien es un honor y una bendición que Dios te da. Pero el ayudar a que otros toquen sus propias vidas, mientras tú, simplemente los acompañas, es un placer indescriptible que también viene de Dios.”

Ultimos comentarios
  1. Noimar Manzano
  2. nadia
  3. isaac damian
  4. Consuelo Aponte
  5. Jair
  6. ARNUBIS ARIAS
  7. Jose
  8. Germán Alarcón
  9. JOSÉ NOÉ ZARAGOZA
  10. Gladys
  11. Beto Ascarrunz
  12. Jesus Contreras
  13. SANTIAGO ORTEGA MIRELES
  14. Erick
  15. gerardo
  16. mary
  17. Ruth
  18. Rupert
  19. Victor Hugo Espinoza de los Monteros Duche
  20. Gloria
  21. gloria luna
  22. Socorro Rios Reyes
  23. max
  24. ROLANDO
  25. luis alfredo
  26. alvaro castro
  27. jensy turbi
  28. MARTHA QUINTANILLA
  29. Wilmer Diaz
  30. PABLO MACHUK
  31. Carlos Cortez
  32. sonia e alfonso
  33. zoraida
  34. zoraida
  35. gloria patricia villegas
  36. nandy
  37. vicente quintanilla Mexico
  38. daniela baneco
  39. JORGE RAMIREZ
  40. luz stella cardenas
  41. samuel frola
  42. yamil vivas
  43. Rafael
  44. Ezequias Rodriguez Ramirez

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *