VICTORIA FINAL

cd771f026_a.jpg 

Igual que la tumba del resucitado,
este cuerpo inmóvil
que los hombres velan…
ya está vacío;
el ser que guardaba
partió venturoso a su eterno destino.

 

Pensando en la tumba del resucitado,
que hallaron vacía
algunos discípulos;
gustamos la muerte
como un necesario portal que se abre.
La vemos de frente.

 

Así, cual la tumba del resucitado
albergar no pudo

 

el cuerpo de gloria:
esta carne inerte
que hoy sepultamos,
dejó de ser templo,
dejó de hacer obras;
pues gracias al triunfo del resucitado,
el ser que le daba dinámica vida,
en un plano oculto de nuestra mente,
jubiloso habita en paz y armonía.

 

Nuestros ojos solo por la fe trascienden
el arcano eterno después de la muerte,
y ven deslumbrados
la final victoria del Resucitado.

 

Ester Otero de Tejerina

 

Ultimos comentarios
  1. GERMAN
  2. Jorge Daza
  3. Jorge Daza
  4. Remudcito
  5. FRANKONE
  6. Dulce
  7. julia
  8. Janeth
  9. Jose
  10. Martha Lucìa Pinzòn
  11. Renzo
  12. SANTIAGO ORTEGA MIRELES
  13. Héctor Madrid
  14. delia
  15. Rupert
  16. amanda
  17. BLANKA
  18. jorge eduardo murillo
  19. Samuel Rojas
  20. IQD
  21. KRLA
  22. constanza
  23. maria wren.

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *