Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

¿Qué Es La Tentación? (10)

 

desertsnow1600¿Qué Es La Tentación?
Dijimos anteriormente que era un poder misterioso que poseía Satanás y lo usaba tratando de influir en otros para transgredir la voluntad de Dios.
El diccionario nos describe tentación de la siguiente manera:
1) Persona o cosa que nos induce a una cosa mala.
2) Estado del que se siente impulsado a hacer una cosa.

Vemos aquí dos facetas:

a) el que induce y b) el estado en que se encuentra la persona inducida.

La inclinación interior de una persona, es decir, lo que domina su personalidad, determina aquello con lo cual es tentado exteriormente. La tentación se ajusta a la manera del ser que es tentado. Y REVELA las posibilidades de su NATURALEZA. Cada hombre tiene en sí el cebo de su propia tentación y la tentación vendrá por el lado de la inclinación predominante. Ej. Debilidad que se expresa exteriormente con una acción (ira, chisme, gula etc, etc.)

Esta explicación nos ayudará a examinarnos y descubrir en nosotros las áreas más débiles de nuestra personalidad. (Sin olvidar que nuestra naturaleza ya no es de pecado.) Satanás no puede entrar en nuestros pensamientos porque no es omnisciente pero con nuestras palabras y hechos le revelamos nuestras áreas débiles. Tampoco puede forzarnos a transgredir siempre está induciendo, creando situaciones. Recordemos que su poder es limitado.

La tentación no es algo a lo que podemos escapar ni tampoco pienses que eres el único que es tentado, lo que experimentas es la común herencia de la raza, no algo que nadie experimentó antes. Dios no te salva de las tentaciones, nos socorre en medio de ellas.

He.2:18. Pues en cuanto él mismo padeció siendo tentado es poderoso para socorrer a los que son tentados.

Por la regeneración, el Hijo de Dios es formado en nosotros y en nuestra vida física. Satanás no nos tienta a hacer cosas malas, nos tienta con el fin de hacernos perder lo que Dios nos ha infundido por medio de la regeneración la posibilidad de ser de valor para El. No viene en el sentido de tentarnos a pecar sino en el sentido de cambiar el punto de vista de Dios.

La tentación significa la prueba por medio de un poder ajeno de las posesiones retenidas por una personalidad. Esto hace explicables las tentaciones de nuestro Señor.
Después que Jesús, en su bautismo, hubo aceptado la vocación de llevar el pecado del mundo, fue colocado inmediatamente por el Espíritu de Dios en la máquina de prueba del diablo pero no cedió. Pasó por la tentación: SIN PECADO y retuvo intactas esas posesiones de su personalidad.

Dos situaciones:
1- Adán y Eva cedieron a la tentación de ser dioses obedeciendo más a su propio apetito.
2- Cristo Jesús rechazó el auto arrogarse la divinidad en la forma que el diablo le proponía. Retiene su posesión.
Este asunto, de la divinidad de Cristo, es precisamente, el punto controversial en el plan de salvación que Dios tiene para la humanidad.

(Continúa segunda parte…)

Ultimos comentarios
  1. Ana
  2. Fernando Meneses
  3. Edith R.
  4. carmen pazmiño

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − 3 =