Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+

EL LIDER CRISTIANO (10)

000387_l1.jpg 

EL LIDERAZGO EN LA PERSPECTIVA DE PABLO – I Timoteo 3:2-7

 

 

 

Cómo ustedes saben, nadie mejor calificado que Pablo para establecer los requisitos que deben adornar la vida de un lider cristiano. Inspirado por el Espíritu Santo, él nos pinta un cuadro sencillo pero bien claro de cualquier persona llamada por Dios. Hace resaltar de una manera práctica los patrones de conducta que abarcan todad la personalidad del lider. Y hacia alli apuntamos nosotros en esta clase, ver estos requisitos de una manera ordenada.

 

 

1- REQUISITOS SOCIALES

Tomemos atención que Pablo comienza la descripción con una aseveración de tono firme. El dice: “Es necesario…” De manera que estos requisitos son imprescindibles. No pueden faltar y tampoco pueden obviarse o tomarlos livianamente. Nada en el servicio cristiano es superficial.

 

 

Si no estamos dispuestos a ser honestos con nosotros mismos, con una actitud humilde, dispuestos a hacer cualquier sacrificio con tal de aprobar el exámen que Dios nos toma, mejor abandonemos la idea de “servir al Señor.”

 

Servir al Señor significa estar dispuestos a pagar un precio en este mundo con tal de alcanzar en el más allá “la corona de vida que Dios ha prometido a los que le aman.”

 

Aquí no hay lugar para los cómodos, los perezosos y los “chicos mal criados”. En el reino de Dios hacer la voluntad del Padre es lo único que tiene valor.

 

¿Qué es lo necesario, que llega a ser imprescindible?

 

En primer lugar el lider debe ser IRREPRENSIBLE (o irreprochable).

El diccionario lo define de este modo: “Se aplica a la persona o cosa que no tiene faltas o a la que no se le pueden señalar faltas.”

 

No quiere decir que sea perfecto, pero sí que vive en una conducta que no permite a nadie, ni en el ámbito de la iglesia ni fuera de ella, que se hable mal de su lider.

 

Como sabemos todo lider está expuesto constantemente al ataque y al despretigio de los murmuradores – que abundan dentro y fuera de la iglesia – éstos se verán impedidos de hablar si la conducta es irreprensible.

 

El adversario tratará de manchar y ensuciar nuestra reputación. Así que como alguien dijera: “no solo debemos ser santo sino que debemos parecerlo.” Cuidar los detalles a veces es muy importante. Debemos ser cuidadosos con las palabras que salen de nuestra boca. Nuestras reacciones y en este sentido aún debemos cuidar nuestra apariencia.

 

La forma de vestirnos debe ser limpia y presentable.¡Y qué decir de todo lo que implica la higiene personal! A veces hay algunos que créen que la frase: “un buen baño”… ¡es una mala palabra! No tengamos miedo al perfume y al desodorante. ¡No causan enfermedades!

 

Si todo lo hacemos para la gloria de Dios, entonces, todo debe ser hecho con dedicación y esmero.

 

A veces, me duele ver creyentes que por su descuido en la higiene y el vestido hacen que el mundo incrédulo se burle del pueblo de Dios y del santo mensaje del evangelio.

 

Si el mundo incrédulo se viste de “etiqueta” para ver a un cantante o asistir a un casamiento, ¿cómo te parece que debe presentarse el cristiano al lugar donde adorará y glorificara al Rey de Reyes y Señor de Señores?

 

Querido hermano, en todas las cosas Dios quiere sentirse orgulloso de nosotros. Dios no nos ha llamado a ser anticuados, sino santos y consagrados.

 

Ahora en segundo lugar dice que debe tener “buen testimonio” para con los de fuera de la iglesia.

Es en la vida diaria, en el trabajo, enel estudio etc. donde mejor se puede apreciar si el carácter del cristiano es sincero y genuino.

 

En los años que he vivido en el camino del Señor, he visto con tristeza a muchos cristianos, comerciantes o en puestos gerenciales que no llevaban a sus empleados a los pies de Cristo porque sus testimonios los desautorizaba. En la semana vivían camo hace el mundo y el domingo eran miembros activos de su iglesia.

 

Debemos ser observadores. Tenemos que mirar detenidamente y aprender. Con humildad debemos decir al Señor: “Ayúdame a tener buen testimonio con los de afuera”.

 

Los no cristianos, a pesar de sus críticas, respetan los ideales del cristianismo y cuando los ven reproducidos en el estilo de vida de una persona, ellos también desean tener una experiencia parecida.

Por eso el carácter de un líder u obrero cristiano debe inspirar para los de fuera de la iglesia respeto, confianza y admiración.

 

Una iglesia con líderes de estas características siempre será respetada por la sociedad en que se encuentre.

Ultimos comentarios
  1. gadiel isar ochoa valenzuela
  2. ROSMERY CASTRILLON B
  3. Milena
  4. carmelo Nunez
  5. Rebeca Melgar
  6. edmina garay diaz
  7. AMPARO
  8. rudy
  9. Jair
  10. Ingri Pitre
  11. Hernando Angarita
  12. samuel frola
  13. Jose Manuel
  14. gabriel
  15. WENDY IRIARTE
  16. LEONEL PIMIENTA EFFER
  17. marcelino
  18. Noe Martinez
  19. lLILI PEREZ MARTINEZ
  20. carlos
  21. carmona leon
  22. denis antonio
  23. Hans Brake
  24. Cruz Calmo Perez
  25. carlos manuel
  26. yan carvajal C.

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *